Cómo Cuidar tu Imagen Profesional en Redes Sociales

Consigue más clientes mejorando tu imagen en redes sociales y otras plataformas digitales.

Cómo Cuidar tu Imagen Profesional en Redes Sociales

Cómo Mejorar la Imagen Profesional en Internet

En estos tiempos de comunicación tecnológica, la imagen profesional es la puerta a través de la que entramos en contacto con la gran mayoría de nuestros clientes. Mientras que el “boca a boca” sigue siendo una fuerte metodología de presentación, las redes sociales y toda la Internet son hoy el medio principal por el que nuestros clientes potenciales nos encuentran en un mar de posibilidades.

Cómo cuidar la imagen profesional en internet. Consejos para limpiar tu imagen profesional en las redes sociales.
En la mayoría de los casos las redes sociales son el primer contacto que tu cliente potencial tiene contigo. ¡Cuida tu imagen!

© Depositphotos.com/bruesw

Tu imagen queda expuesta a través de medios tecnológicos. Estos incluyen todo lo que sucede en Internet, principalmente tu página web, blog, redes sociales, sistemas de mensajería, y también las menciones en otros medios como revistas y publicaciones especializadas.

Con demasiada frecuencia, este es el primer contacto que el cliente potencial tiene con nosotros. En estos tiempos, virtualmente cada mercado está saturado de oferentes, y si intentas ofrecer tus servicios debes imponerte con un aspecto que tranquilice al consumidor, y no que lo inquiete o que convide aspectos no deseados en el mundo laboral, como inmadurez, impuntualidad, afiliaciones inapropiadas, etc.

Ten en cuenta lo que sucede en Internet

Lo primero que debes hacer es identificar tu mercado objetivo y tus características personales. Lo que hagas en Internet quedará a la vista de tus clientes, ¡tenlo en cuenta!

Una manera de evitar la “contaminación” de tu imagen social con la laboral es no utilizar las mismas plataformas para ambos escenarios. Vale decir: si eres un serio profesional, pero en tu vida íntima amas el heavy metal, no publiques videos de tus bandas favoritas en la misma red social mediante la que te comunicas con tus clientes.

Evita los contenidos demasiado extravagantes si no es esa la imagen que necesitas convidar a tus clientes. Aunque luzcas sensacional en ese traje de baño, no publiques en tu blog profesional una foto tuya en la playa, ¡los clientes no buscan verte así!. Lo mismo se aplica (y quizás más importante aún) con esa noche de juerga con tus amigos, con la foto durmiendo en la oficina, chistes inapropiados u otros que seguramente sí compartirías con tus amistades.

Al respecto: cuida también lo que tus amistades dicen o muestran de ti. Configura tus redes sociales de modo que se te solicite aprobación para etiquetas y menciones: así, podrás controlar un poco más a ese amigo que siempre sube las fotos de la intimidad.

Cómo cuidar tu imagen profesional

Cuidado con los nombres: Crea nuevas cuentas de correo electrónico y modifica las que tengas en otras plataformas si tu nombre de usuario no es apropiado para el mercado laboral. Ese correo electrónico que iniciaste cuando eras aún estudiante y que tenía un simpático nombre como “mariposita2005” quizás no sea lo más adecuado para el contacto con tus clientes. Esto también incluye tu “estado” en Whatsapp, y demás.

Tips para usar las redes sociales con tu perfil profesional. claves para limpiar tu imagen profesional en las redes.

Controla tus publicaciones y también las de tus contactos. Ten en cuenta que clientes y reclutadores de todo el mundo tendrán acceso a esos contenidos

© Depositphotos.com/olly18

Ten linealidad: Usa el mismo nombre en todas tus plataformas. Por ejemplo, si te llamas Juan Pérez, usa @JuanPerez en Instagram, periscope y Twitter, “Juan Pérez” en Facebook, YouTube, tu blog y Linkedin, y “juanperez@...” en tu correo electrónico. Así, tus nuevos clientes podrán hallarte más fácilmente. Tenlo en cuenta para cualquier otro medio digital del que participes.

Comunica correctamente: Además de controlar los contenidos, no dejes de completar tu perfil con toda tu información de contacto, reseñas e información general. Un perfil incompleto, una foto de hace 20 años, o una cuenta que no ha sido actualizada en los últimos dos meses ciertamente no dan una buena imagen profesional.

¡Todo queda a la vista! Incluso en tu día de mayor enojo, evita la tentación de compartir contenidos inapropiados que puedan relacionarse con tu imagen digital. Tanto los reclutadores como los clientes tendrán acceso a esta información. También comunícate de un modo positivo, optimista y profesional.

"Tu imagen profesional queda expuesta a través de medios tecnológicos. Estos incluyen todo lo que sucede en Internet, principalmente tu página web, blog, redes sociales, sistemas de mensajería."

'

"Lo que hagas en Internet quedará a la vista de tus clientes, ¡tenlo en cuenta!."

Sé positivo y adecuado, siempre. Antes de publicar cualquier cosa, piensa si tú mismo leyeras ese comentario o vieras ese contenido en una persona a la que piensas contratar, y cómo afectaría tu decisión.

Recuerda que Internet es la puerta más grande a la enorme mayoría de tus posibilidades laborales a futuro. ¡Cuida lo que muestras, y mejora tu imagen profesional en Internet!