Cómo cuidar nuestra piel a diario

Cuidar la piel día a día

Tener un adecuado cuidado de nuestra piel no sólo nos permite vernos mejor, sino que además hace maravillas por nuestro estado general. Cuando nos miramos en el espejo y el reflejo que encontramos nos agrada, no sentimos mejor, y tenemos una gran actitud,  eso hace que nos proyectemos al mundo como personas satisfechas en "nuestro envase".

En esto lo pequeños detalles hacen la diferencia. Quizás sea una polerita que hace resaltar el color de nuestros ojos, o quizás sea que nuestro cabello esta mañana decidió trabajar en conjunto con nuestras intenciones. Sin embargo, el cuidado de la piel, es decir: tener un cutis radiante, es la base de un buen día. Pareciera exagerado, pero así es.

Cómo elegir la crema para el cuidado diario de la piel

Para lograr un régimen de belleza adecuado, no es necesario que gastemos dos tercios de nuestro sueldo en cremas. Para nada. Pero sí es importante adquirir los productos que sean mejores para nuestro tipo de piel específica, y para las aplicaciones que podamos darle. A algunas personas les funcionará de maravillas alguna crema limpiadora comprada de catálogo, mientras que a otras sólo les será de utilidad un producto de una marca muy renombrada. Y todo se desprende de probarlas.

Las muestras gratis son una herramienta más que útil. Cuando vas a comprar un producto, asegurate de pedirle a la vendedora que te atienda, que te facilite una muestra del producto para que verifiques cómo funcionará en tu piel, así evitás adquirir una crema que luego te va a dejar la cara demasiado brillante o las manos grasosas.

Recordá también preguntar sobre cuáles productos pueden ser utilizados en combinación en la semana, y tené cuidado con los limpiadores, tónicos y astringentes. Respetá siempre las instrucciones provistas en los envases para evitar situaciones desagradables y erupciones por culpa de un mal uso de los compuestos.

Cómo cuidar la piel diariamente

Por la noche: Para cuidar nuestra piel a diario, nada mejor que terminar el día con una buena limpieza de cutis. Para hacerlo, comenzá con una buena crema o leche desmaquillante, frotando suavemente para eliminar las impurezas. Luego, aplicá una loción astringente suave, para quitar los restos de crema y la grasitud que pueda haber. Finalizá el tratamiento con crema nutritiva, y así permitís que tu piel descanse por la noche, y se vuelva a energizar.

Por la mañana: Comenzá tu día con una aplicación de una crema humectante, preferentemente con protección solar para preservar el estado de tu piel durante todo el día. Y prestá atención al maquillaje: elegí los que sean suaves, delicados con tu tipo de piel, y de preferencia que sean hipoalergénicos. Y siempre retiralo antes de ir a dormir, así no dejás restos en la almohada que puedan hacerle daño a tu piel con el tiempo, aportándole impurezas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar nuestra piel a diario, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
38 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social