Cómo Cuidar las Uñas de Gel

Cómo Mantener las Uñas Artificiales de Gel

Para cuidar tus uñas de gel no necesitas ir al salón de belleza dos veces por semana, ni tampoco convertirte en un ser completamente inmóvil con tus manos detrás de la espalda para que nada toque tus preciadas y bien elaboradas uñas. A diferencia de las naturales y de las acrílicas, las uñas artificiales de gel requieren de ciertas precauciones muy fáciles de atender.

Conoce algunos consejos para su mantenimiento sencillo en casa, sin necesidad de gastar una fortuna en servicios profesionales para lucirlas espléndidas.

¿Por qué se arruinan?

Al igual que las uñas acrílicas y las naturales pintadas, las de gel se agrietan, rayan o saltan por sufrir golpes, utilizar elementos abrasivos o duros, por morderlas o por rasparlas entre sí. Pero también pueden verse afectadas por el uso de ciertos productos que normalmente no tomarías como peligrosos. Estos son el perfume, el spray de cabello, la mayoría de los elementos de limpieza, el protector solar (eso sí: aplícalo siempre sobre la piel, evitando las uñas al hacerlo) y los jabones y cremas agresivas, entre otros.

Cómo mantener tus uñas de gel. Métodos simples para el cuidado de las uñas artificiales. Aprende a cuidar las uñas artificiales de gel

© Depositphotos.com/bertys30

Imagen 1. Si hay grietas, usa un rellenador básico y fíjalo con lámpara UV, o poniendo tus manos al sol unos 30 minutos

El esmalte o el brillo que utilices también puede afectarlas. Usa siempre los de buena calidad y asegúrate de que el gel ya esté completamente fijo luego de la aplicación, esperando si puedes 12 horas antes de pintarlas. También deja secar no menos de 30 minutos (dependiendo del producto) entre una y otra capa de color, para que el esmalte esté perfectamente listo antes de colocar la segunda capa. Así tendrán más resistencia a las agresiones diarias.

Claves para su cuidado y mantenimiento

Lo primero es evitar hacer actividades que pongan en peligro nuestras uñas de gel, como lo harías con las naturales y las acrílicas. Evita usar productos astringentes, acetonas, removedores o solventes agresivos, y en lo posible, no uses estropajos, o lanas de acero que puedan rayarlas y afectarlas.

Cuidar de estas uñas artificiales será mucho más fácil si las llevas cortas. Si están largas son más propensas a engancharse, golpearse y astillarse. Además, ayudará a que crezca la uña natural que está por debajo.

Si han sufrido un rayón o una grieta no hace falta reemplazarla: aplica una capa de esmalte rellenador, incoloro, y podrás mantenerlas fácilmente y en casa. Ya aplicado el producto y seco adecuadamente (pon las manos al sol si no tienes luz UV para sellarlo, protegiendo tu piel con protector solar en ambos casos) aplica dos capas de esmalte incoloro, dejando secar muy bien entre ellas, para darle más rigidez a tus uñas.

Secretos para lucir tus uñas artificiales más bellas

Procura usar esmaltes y brillos de la mejor calidad posible, adecuados para cuidar las uñas pero tan naturales como puedas. Al usar el mismo tono podrás corregir imperfecciones sin necesidad de quitar la capa anterior, lo que les dará más firmeza.

Los tonos claros también pueden ser útiles, pues en ellos se disimula cualquier imperfección. Los esmaltes con brillos, luces y agregados ayudan a disimular rayones y ocultan imperfecciones.

Sigue estos consejos fáciles para mantener uñas de gel siempre en impecables condiciones, y evitar los grandes gastos en el salón de belleza.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar las Uñas de Gel, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social