Cómo cuidar las rastas para dormir

La importancia de cuidar las rastas

Puede ser que recién te las hayas hecho, estás pensando en cambiar tu look o llevas un tiempo con ellas, lo cierto es que los cuidados de las rastas son esenciales para que se vean bien. Hacer este peinado es un proceso delicado, que lleva su tiempo, y no vale la pena pasar por ello si luego no las cuidarás como se debe.

Las rastas requieren de un mantenimiento diario para que tengan buen aspecto. El pelo debe crecer lo suficiente para hacerlas, alrededor de un año, y lucirlas es algo que debes pensar muy bien porque requiere de un cuidado mayor al del pelo "común", ya que son más susceptibles a enredos, a la suciedad y al mal aspecto, debido a la técnica con la que están formadas.

Si estas completamente decidido/a, ten en cuenta que deberás cuidarlas en cualquier momento del día, pero sobre todo para dormir.

Cómo cuidar las rastas al dormir

Cuando te vayas a acostar, primero deberás comprobar que no haya pelusas u otros objetos "pegados" a tus rastas. Todo se puede incrustar en ellas y hacen que se vean raras o sucias. Cuando utilices ropa de lana como los swaters, así como también bufandas, ten cuidado al sacártela porque cualquier partícula se pegará a tu peinado, y si no la quitas enseguida, luego te será más difícil hacerlo. No utilices sábanas que arrojen pelusas o esas típicas "bolitas".

En segundo lugar, masajea el cuero cabelludo para que esté más saludable, algo más que importante para las rastas y para el pelo en general. Este movimiento estimulará la producción de aceite o sebo natural de la piel, y no permitirá que te pique la cabeza. A su vez, se humectará el cabello durante la noche.

El siguiente paso es atar las rastas. Esto puede ser sencillo si tienes el pelo largo, porque puedes hacerte una especie de rodete o turbante y listo. Si tienes el cabello más corto, usa una colita, lo que evitará que las rastas te tiren al engancharse cuando te muevas en la cama.

Otros consejos para cuidar las rastas

Utiliza acondicionador antes de dormir para tratar las rastas, sobre todo si hace más tiempo que las llevas. Si se trata de rastas nuevas o jóvenes, puede que se desaten o desarmen, así que también coloca este producto para rearmarlas.

Pon un poco de acondicionador en la mano y luego aplica en las rastas. Fíjate que no queden mojadas por el producto, porque si todavía están húmedas cuando te vas a dormir pueden causar mal olor, algo que no querrás en lo absoluto.

Cubre lo más que puedas tus rastas cuando estás en tu casa, aunque no estés durmiendo. Puedes usar un gorro o un pañuelo para protegerlas, así no se romperán, secarán ni recibirán las partículas que vuelan por doquier.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar las rastas para dormir, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social