Cómo cuidar las plantas de interior en verano

Lo s cuidados de las plantas de interior suelen ser sencillos, pero deben ser regulares. Hay que asegurar para ellas una correcta exposición a la luz solar, un ambiente aireado y ventilado, y un abono y una nutrición adecuados a sus gustos y necesidades. Y en verano, estos cuidados deben ser aún más profundos, debido a que el uso de aires acondicionados hace que el calor o la humedad de los ambientes de interior se vean modificados. Aprendamos algunos trucos sencillos para mantener nuestras plantas de interior siempre en perfectas condiciones.

Por regla general, las plantas de interior se benefician más con un riego escaso pero regular, que con un riego abundante y esporádico. Por ende, es mejor regar con poco agua a diario, sin desatenderlas.

La maceta del uso debe ser la más apropiada, según el ambiente en el que se encuentre. Recuerda que las macetas de plástico mantienen más la temperatura de la tierra, mientras que las de terracota hacen lo suyo con la humedad. Por ello, asegúrate de elegir la maceta adecuada para cada variedad, con buen drenaje (con piedras, cerámicos rotos u otro), y coloca una bandeja recolectora (o platito) por debajo, para no derrochar el agua sobrante del riego actual: si la planta lo necesita, lo recuperará, y además te ayudará a prevenir un enchastre de barro por toda la casa.

En verano debemos controlar a diario el estado de humedad de la tierra de las macetas. Recuerda que las plantas cuyas flores u hojas son suaves (como afelpadas, o con especies de pelitos) no deben mojarse más arriba de la base del tronco, aunque ten precaución porque igual consumen mucha agua, en especial en la época de calor. Asegúrate de que la tierra esté siempre húmeda, para prevenir sequías que dañen estas plantas.

Si tienes tus plantas de interior en zonas en donde ahora el sol logra ingresar, muévelas. La planta se ha acostumbrado al ambiente iluminado pero no asoleado, y esto podría hacerles daño.

Recuerda también que el aire acondicionado, así como la calefacción, modifican la humedad del ambiente, minimizándola. Pulveriza tus plantas con agua y un rociador, o coloca tarritos con agua hirviendo cerca de las plantas, para que el vapor de agua las beneficie al desprenderse.

Ya lo sabes: con un riego regular y controlado, más sombra y más mimos para tus plantas de interior, las mantendrás divinas sin importar lo agresivo que esté el verano puertas para afuera.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo cuidar las plantas de interior en verano, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
22 valoraciones.
El 95% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social