Cómo cuidar la salud en la playa

Un día de playa se disfruta a pleno, pero también tiene sus riesgos. Es mejor seguir los siguientes consejos para cuidar de nuestra salud y bienestar.

Cómo cuidar la salud en la playa

Cómo cuidar la salud en la playa

Un día de playa responsable

Un día de playa requiere de una responsabilidad que no debemos dejar pasar: el cuidado de nuestra salud frente a la exposición al sol, al calor, a la higiene del lugar y otros aspectos a considerar.

Consejos para cuidar la salud en la playa

  • Ante todo, y como siempre, debemos recordar tener cuidado con el sol en la playa. Utilizar productos de protección solar adecuados a tu tipo de piel, y ponerse crema en cada centímetro de piel expuesta. Proteger con pantallas solares especialmente el rostro, las rodillas, los codos y los hombros, y mantenerse siempre hidratado y fresco, vistiendo ropas holgadas y livianas para una mayor comodidad. Recuerda repetir la aplicación del producto protector luego de meterte al agua, de transpirar, y cada no más de una hora.
  • El día de entretenimiento puede ser arruinado por malestares y problemas. Por ello, siempre respeta las indicaciones de salud y cuidado en la playa. No te metas al mar cuando no hay guardavidas o cuando la bandera aconseje no hacerlo, pues estarías poniendo tu vida en peligro.
  • Siempre corrobora que la playa no haya sido contaminada (ni el agua de esa costa), para poder disfrutarla con tranquilidad, y elige los sitios que poseen un servicio de limpieza y barrido a primera hora de la mañana (mediante camiones que van rastrillando la arena para retirar residuos), para evitar accidentes. También evita ir a la playa hasta dos días después de fuertes tormentas o lluvias, ya que el agua de desagües suele desbordarse e ir a parar al mar.
  • El cuidado de la salud en la playa también implica prestarle atención a la alimentación, en especial al consumo de alimentos locales, como mariscos y pescados frescos. Asegúrate de su método de cocción y en la confianza del personal que los prepara. Los demás alimentos playeros suelen ser una delicia, pero no debemos dejar de atender a las medidas de higiene correspondiente. Puedes higienizarte con sanitizante o alcohol en gel antes de comer o beber algo, y asegúrate de consumir productos limpios y de buena calidad.
  • Finalmente, recuerda que la idea es pasarla bien y entretenerse. Antes de condicionarte pensando que cada cosa puede hacerte mal, mejor elige la solución más práctica y anticipada: prepara una canasta con todo lo necesario para que el día de playa sea sensacional, incluyendo alimentos livianos y ricos en aguas, agua y bebidas frescas (dentro de conservadoras, mucho mejor), ropa de muda, toallas y toallones, sanitizante para manos y calzado apropiado. No olvides contar con bronceador y protector solar extra, y siempre lleva gorros y gorras para todos: nunca están de más.