Cómo Cuidar la Ropa del Recién Nacido

Cuidados de la Ropa de un Recién Nacido

Para cuidar la ropa de un recién nacido debemos tomar todo un abordaje diferente. Es que para higienizar la vestimenta de adultos recurrimos al uso de detergentes agresivos y suavizantes que dejan películas sobre las telas, pero cuando se trata de un bebé, la cuestión es bastante diferente.

Las prendas deben ser suaves, perfectamente limpias, libres de costuras, bordados y detalles que puedan irritar su piel, y por sobre todo, libres de residuos de productos que puedan provocar alergias e incomodidad.

Cómo elegir la ropa

Para bebés de hasta dos meses de edad, la ropa debe ser holgada, cómoda, abrigada y fácil de poner y quitar. Prefiere las que tienen pequeños botones en lugar de cremallera o velcros que pueden raspas la piel del bebé. Los enteritos y prendas completas serán la mejor elección, al igual que los bodies, ya que quedarán en su mejor ubicación sin dejar el vientre y la espalda al descubierto.

Cuidados de la ropa para un recién nacido. Tips para cuidar la ropa de un bebé recién nacido. Cómo lavar la ropa del recién nacido.
Imagen 1. Busca ropa que se abra por la espalda o el pecho, siempre con buen cierre, en lugar de la que deba colocarse por la cabeza.

Busca ropa que se abra por la espalda o el pecho, siempre con buen cierre, en lugar de la que deba colocarse por la cabeza (como las playeras, por ejemplo). Elige prendas de puro algodón o de materiales de vanguardia, como manta polar para bebés y otros semejantes. También debes evitar los materiales sintéticos y rasposos. Los tejidos más rígidos pueden ir por encima de los más suaves, siempre que no rocen en el cuello, las manos o los pies del bebé. Finalmente, busca las prendas que sean a la medida del pequeño, y no que deban ajustarse con cintas y sogas.

Cómo lavar y secar las prendas de un recién nacido

Toda madre sabe la tarea dedicada que hay que tener para lavar la ropa del recién nacido. Estas se deben higienizar a diario, pues el bebé necesita permanecer completamente limpio para evitar irritaciones. El sudor, el traspaso de sus deposiciones por el pañal y el constante roce de las manos de papá y mamá hacen necesaria la higiene diaria de su ropita.

El lavado debe hacerse siempre a mano, o aprovecha la función de tu lavarropas si tiene ciclo para prendas delicadas. Prefiere los detergentes neutros y los productos específicamente formulados para recién nacidos. No utilices suavizantes, pues no serán necesarios y pueden dejar perfumes y residuos en las telas. Tampoco utilices lejía o quitamanchas: mejor repasa las zonas afectadas con jabón blanco, frotando delicadamente, y repite el lavado si fuera necesario.

Finalmente, para secar las prendas del recién nacido lo mejor es aprovechar el brillo del sol, colgando en un tendedero o en la soga en un día sin viento sucio (o detrás del cristal), lluvia ni otras condiciones que puedan dejar residuos. El sol ayuda no sólo a secar, sino también a desinfectarla. Si tienes secadora, aprovéchala siempre en el ciclo de secado de prendas delicadas, y deja ventilar antes de ponérsela a tu bebé.

Con estos simples consejos para cuidar las prendas de un recién nacido su ropita no le producirá problemas; tu bebé mostrará siempre su mejor sonrisa y tú disfrutarás el doble por su alegría.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar la Ropa del Recién Nacido, te sugerimos que visites nuestra sección Ropa y calzado.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social