Cómo cuidar la piel en verano

Consejos para cuidar la piel en verano

Nuestra piel es mucho más que la superficie externa, es nuestra primera barrera de defensa, la que recibe todas las agresiones ambientales, el roce, el calor y el frío. Cuidarla es imperativo para tener una buena salud y mayor protección, y además, es bastante sencillo, una vez que integras a tu rutina diaria simples acciones preventivas.

Para aprender a actuar a tiempo y tener una piel saludable y sensacional, presta atención a estos consejos.

Cuidados de la piel: Hidratación

En el verano es fundamental hidratar adecuadamente nuestra piel. Lo primero es beber agua, no menos de dos y medio litros al día. Aunque bebas jugos e infusiones en cantidad abundante, asegúrate de consumir agua regular, sea embotellada, mineral o al menos del grifo, donde sea posible. Cuando menos uno y medio litros de lo que bebes al día debiera se agua regular, lo que ayudará a mantener una adecuada hidratación celular, y te dará una piel más tersa, elástica y espléndida.

Por otro lado, la hidratación mediante productos también es necesaria. Por la mañana aplica cremas hidratantes con factor de protección solar, y luego por la noche repite el procedimiento tras la ducha. Estos productos colaboran para una buena apariencia de la piel, mejorando el aspecto (y calidad) de su capa más externa.

Cuidados de la piel: Sudoración

Beber mucho líquido también fomentará que produzcas más orina y sudor, situaciones necesarias para la correcta eliminación de toxinas de nuestro organismo.

Aunque el mercado nos impulsa a utilizar productos antitranspirantes, evítalos cuando te sea posible, dando siempre preferencia a los desodorantes que te ayuden a controlar el mal olor. Los antitranspirantes, como su nombre lo indica, evitan que el sudor salga. El resultado es fácil de adivinar: las toxinas quedan dentro del cuerpo.

Aprovecha el verano, con ropas holgadas, piscinas y espejos de agua, para facilitar una saludable sudoración que mantendrá tu piel (y todo tu organismo) libre de impurezas.

Cómo cuidar la piel del sol en verano

Otro aspecto importante en el cuidado de la piel durante el verano es el uso de productos con factor de protección solar. Aunque esté nublado el cielo, aunque estés a la sombra o tengas ropa que cubra tu cuerpo, siempre aplica bloqueador solar. Si vas a asolearte para adquirir un tono más oscuro, hazlo con bronceadores con protección solar adecuados a tu piel y a las condiciones. Repite la aplicación con regularidad: una simple acción como esta previene algo tan tremendo como el cáncer de piel, además de evitar los enrojecimientos y ardores tan molestos de una exposición inadecuada.

Con tan poco podrás hacer mucho. Cuida de tu piel, que es tu principal defensa y relación con el mundo, y tu cuerpo te lo agradecerá en los años por venir.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar la piel en verano, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social