Cómo Cuidar la Cámara de Fotos en Vacaciones

Cómo Cuidar tu Cámara Fotográfica en un Viaje

Si bien en la actualidad muchos usan los móviles y tabletas para retratar sus mejores momentos, también es verdad que usando un dispositivo adecuado las imágenes son de calidad superior. Por eso, es muy importante cuidar la cámara de fotos en vacaciones, para no quedarte sin retratar los lugares que visites y hacerlo de la mejor manera.

Como seguro sabrás, una cámara fotográfica (sea compacta o réflex) cuesta mucho sobre todo si es nueva o completa. Muchas veces por desconocimiento o por falta de cuidado, podemos dañar el equipo durante un viaje y perder todo lo que retratamos. Sin dudas, es algo que no nos podríamos perdonar jamás. ¿Entonces qué hacer? ¿Dejar de usar la cámara en las vacaciones? ¡Por supuesto que no! Sino cuidarla como corresponde, sacándole todo el provecho a tu compañera de aventuras sin exponerla a los daños.

Cómo cuidar la cámara de fotos en vacaciones. Consejos para cuidar una cámara digital en un viaje. Claves para el cuidado de una cámara de fotos

© Depositphotos.com/volare2004

Imagen 1. Para cuidar la cámara de fotos en la playa, guárdala cuando no la estés usando, para evitar que ingrese arena o agua.

No importa el tipo de dispositivo que tengas, cuánto te haya costado, qué actividades realizarás en tus viajes, a dónde te diriges o la cantidad de fotos que tomarás. Debes aprender a cuidar la cámara de fotos en vacaciones para que todo sea maravilloso.

Cómo cuidar una cámara digital en vacaciones

Las dos partes más sensibles (por llamarlo de alguna manera) de este tipo de cámara son el objetivo y los componentes electrónicos. Presta atención a lo siguiente:

Cuida el objetivo (donde está la lente): No debe mancharse, rayarse o mojarse. Además de que eso daña la cámara, también traerá como resultado fotos sucias, con defectos, marcas, etc.

Evita caminar con la cámara sin protector: Si cuando compraste tu digital no traía una funda o si la has perdido, no dudes en invertir en una de buena calidad. Si bien es cierto que al ir de vacaciones queremos tomar fotos de casi todo lo que está a nuestro alrededor, hay veces que debemos guardar la cámara para que no se arruine. Por ejemplo, si estás haciendo trekking por la montaña o caminando a la vera de un río, protégela.

Presta atención al uso de la cámara en la playa: Es el peor sitio para tomas fotos. No en cuanto a la belleza del paisaje o los recuerdos de los niños jugando, sino porque la arena que vuela por el viento o la salitre del mar hacen estragos en las digitales. Puedes llevarla en una funda impermeable y guardarla cuando no la estés usando. Luego, al regresar al hotel, límpiala bien con un paño embebido en alcohol y espera a que se seque completamente para guardarla o volver a encenderla.

Cuida las baterías: No la dejes dentro de la cámara cuando no la estés usando (tanto en casa como en las vacaciones) y por nada del mundo las dejes bajo el sol. Esto puede causar que revienten y suelten los ácidos de su interior. Los circuitos internos de la cámara puede que no sirvan más si esto ocurre.

Cómo cuidar una cámara sumergible o estanco

Este tipo de cámara están diseñadas para tomar fotografías bajo el agua al estar selladas herméticamente. Sin embargo, no quiere decir que nos evitamos de protegerla de los agentes externos. Presta atención a los siguientes tips para cuidar la cámara de fotos en vacaciones si tienes una sumergible:

Guarda la cámara en una buena funda: Si no tienes una, envuélvela con una toalla o ropa para transportarla. No olvides que es una cámara muy sensible y ante cualquier golpe se puede hacer una grieta.

Déjala en un sitio adecuado: Es preciso que esté fuera de la luz directa del sol, del calor y de la humedad. Todo ello genera condensación (gotas de agua dentro del estuche) y la puede arruinar.

Cuida de no golpearla: En cualquier momento se puede golpear o caer al piso. Si esto ocurre, que esté bien protegida.

Atención si la despachas en la maleta: Si la llevarás en el equipaje de mano en el avión no hay problema. Sin embargo, en el caso de que decidas despacharla en la bodega no la dejes cerrada, ya que la diferencia de presión entre el interior y el exterior la puede hacer estallar o quebrar.

Protégela debajo del agua: Llévala siempre con la correa amarrada a tu mano o cuello. No la golpees con rocas, tubos de oxígeno, otras personas o ti mismo. Respeta la profundidad máxima. Para probar si el estanco funciona envuelve en un papel tissue antes de sumergirla. Introdúcela en el agua un minuto; si el papel está seco es porque no tiene fisuras, si sale mojado, hay problemas con el sellado.

Remueve la sal: Una vez que la terminas de usar en el mar no dudes en enjuagarla bien. Sólo con agua, nada de detergente o jabón.

Sécala bien: Uno de los errores que se cometen con este tipo de cámara es creer que por el hecho de ser sumergible resiste guardarla mojada. Esto no es así. Cuando regresas al hotel, sécala con una toalla o lienzo limpio. También la puedes dejar en un lugar fresco (nunca al sol).

Con estos consejos podrás cuidar la cámara de fotos durante un viaje, tomar las mejores imágenes y guardarlas como excelentes recuerdos.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar la Cámara de Fotos en Vacaciones, te sugerimos que visites nuestra sección Cámaras Digitales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social