Cómo cuidar el esmalte de uñas

Cómo mantener tus esmaltes de uñas en buenas condiciones y aprovecharlos al máximo

Cómo cuidar el esmalte de uñas

Cómo cuidar el esmalte de uñas

Esmaltes siempre listos para usar

Los esmaltes o barnices de uñas son un gran complemento en el kit de belleza de casi todas las mujeres. Hacen que nuestras manos se vean más prolijas, incluso más elegantes, y por eso damos rienda suelta a la imaginación cuando los utilizamos para combinarlos con nuestro atuendo y de acuerdo a nuestros gustos y preferencias para lucir uñas delicadas y lindas.

Pero, como para todo, hay algunos trucos para preservarlos, hacer que nos duren más tiempo y que se mantengan en mejores condiciones. Los esmaltes suelen deteriorarse casi sin razón, y esto se debe a la oxidación propia de su contacto con el aire, incluso en los pocos momentos en los que mantenemos los frascos destapados, al pintar nuestras uñas de manos y pies. Esto será inevitable, ya que el pincel necesita estar en constante movimiento, entrando y saliendo de este contenedor, lo que hace imposible mantenerlo tapado.

Cómo cuidar el esmalte de uñas
Cómo cuidar el esmalte de uñas

"Procurá guardar todos tus esmaltes en un lugar fresco... incluso: dentro de la heladera."

Consejos para mantener los esmaltes en buenas condiciones:

El primer consejo para la preservación del esmalte de uñas, se refiere a la temperatura. Procura guardar todos tus esmaltes en un lugar fresco... incluso: dentro de la heladera. El calor provee un ambiente óptimo para el deterioro del esmalte, en especial aquellos que no sean de excelente calidad, y vas a notar que el producto se separa y forma grumos. Así, el frío previene estos desagradables sucesos.

No los dejes reposar por demasiado tiempo. Aunque se trate de un color que no utilices a menudo, cada tanto (por ejemplo, una o dos veces a la semana) agita los frascos, haciéndolos girar sobre su eje, y luego haciéndolos girar de cabeza. Esto hará que los componentes se mantengan unidos y en buenas condiciones.

Para reutilizar aquellos esmaltes de uñas que ya están un poco deteriorados y resecos, necesitas colocar algunas gotas de alcohol dentro del envase, con cuidado. No superes la capacidad de 1/5 del envase, ya que de lo contario el barniz quedaría demasiado diluido. Luego, cierra bien el frasquito y agita vigorosamente, para que ambos componentes se mezclen.

"Aunque se trate de un color que no utilices a menudo, cada tanto agita los frascos."

Finalmente, un consejo para su aplicación: para evitar desperdiciar producto, antes de colocarte el barniz de uñas pasales quitaesmaltes, limpialas bien de los restos del producto anterior, y luego lávalas cuidadosamente con agua y jabón. Una vez secas, recién ahí puedes aplicar el esmalte nuevo, sin desperdicios.