Cómo cuidar el descanso de tu bebe

El descanso del bebé

Una vez elegida la cuna más apropiada para tu bebé, llega la hora de dormir. En esta nota veremos algunos consejos para cuidar del descanso de tu bebé, dándole la oportunidad de tener sueños especiales, y un reparador descanso.

Consejos para que el bebé logre dormir confortablemente

Ya elegido el colchón rígido y los cobertores laterales acolchados, llega la hora de las sábanas. Estas deben ser suaves, livianas, y permanecer siempre en buen estado, sin daños, roturas (ya que el bebé podría aspirar o ingerir los hilos sueltos), y siempre limpias y secas. Recordá que el bebé va a salivar y orinar en la cama, y no debe dormir nunca sobre sábanas húmedas. Tené siempre un juego de sábanas limpias a mano, y disponé de un total de al menos cinco juegos de sábanas en total.

Al acostarlo, controlá que las sábanas no esté húmedas, ni demasiado frías. Si es así, frotalas con tu mano para acondicionar su temperatura. Ya acostado el bebé, revisá que no hayan quedado juguetes o prendas de vestir en la cuna. Siempre recordá que los bebés están descubriendo el mundo, y suelen llevarse a la boca o a la cara todo lo que encuentran. Respecto del abrigo, es mejor controlar la temperatura del ambiente, que no esté demasiado caluroso, pero lo suficientemente cálido como para que el pequeño no necesite de abrigo extra, frazadas o mantas. Siempre es mejor que el bebé duerma con pocos cobertores.

Posturas para que el bebé duerma

La postura al dormir es recomendablemente boca arriba, siempre y cuando el bebé no haya comido recientemente. Si es el caso, es mejor dormirlo en los brazos y luego recostarlo, para evitar vómitos que podrían ser aspirados. Si el bebé ha comido y quiere ir a la cuna, entonces recostalo boca abajo con la cabeza hacia el lado, hasta que haya pasado una hora de sueño, siempre custodiado. Entonces, voltéalo boca arriba.

La posición de costado es también conveniente para el descanso del bebé. Si decidís recostarlo de costado, colocá una almohada o manta enrollada detrás de su espalda, para evitar que ruede. El costado más propicio para recostarlo, es sobre su lado derecho, ya que esto facilitará el proceso digestivo general del bebé.

Y aunque el bebé esté dormido, nunca lo dejes sin revisar, en especial en los primeros meses de vida. Es mejor verlo cada tanto, para asegurarte de que la temperatura del ambiente sea la apropiada, las sábanas sigan limpias y secas, y no haya inconvenientes que perturben su bienestar y su descanso.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar el descanso de tu bebe, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social