Cómo cuidar al medio ambiente desde nuestro jardín

Cómo cuidar al medio ambiente desde nuestro jardín

En las tareas de jardinería también podemos aportar nuestro granito de arena en el cuidado del medio ambiente. Veamos algunas ideas y sugerencias para darle caricias a nuestro planeta.

Cómo cuidar al medio ambiente desde nuestro jardín

La tarea de jardinería es una de las mejores que podemos cumplir en nuestro hogar. No sólo estaremos embelleciendo el interior y el exterior de nuestra casa, sino que además se trata de una labor desestresante, relajante, que nos conecta directamente con la naturaleza. Y también, claro, se trata de una labor que ayuda en la lucha contra el maltrato al medio ambiente, y siempre podemos dar un paso más allá y poner un poco más de nuestra parte en ello.

Cuando encaramos la tarea de jardinería debemos ser conscientes de nuestras acciones, respetar el ambiente, tratarlo con cariño y cuidado desde cualquiera de nuestras acciones.

Por ejemplo, para nutrir la tierra de cultivo de nuestras plantas y especias, podemos privilegiar el uso de abonos orgánicos y naturales, dejando de lado los abonos minerales y el uso de productos químicos, como pesticidas y herbicidas. Para controlar las malezas, podemos valernos de nuestras manos y de herramientas de jardinería en lugar de rociar con tales productos, y obtendremos el mismo resultado con más cuidado del entorno.

Cómo cuidar al medio ambiente desde nuestro jardín
Cómo cuidar al medio ambiente desde nuestro jardín

© Depositphotos.com/dmbaker

El cuidado del medio ambiente desde nuestro jardín también nace a partir de la planificación. Cuando diseñamos un jardín, un cantero o cualquier espacio vegetal, debemos tener una buena diversidad. Podemos privilegiar el cultivo de especies autóctonas, para dar una mano al medio ambiente y para respetar sus designios. También podemos valernos de esta diversidad para luchar contra pestes y plagas. Por ejemplo, cuando siembres aromáticas, colócalas cerca una planta de flores amarillas, para que atraigan a los insectos, y pon lavandas cerca para que su perfume ahuyente las pestes.

Antes de eliminar a tales insectos, lo mejor es ahuyentarlos. Sin embargo, también podemos dar fin a tal problemática sin utilizar productos, sino pidiéndole a la madre naturaleza su apoyo: podemos tener sapos y arañas que se encarguen de tal control por nosotros, y también procurar que las abejas y otros voladores visiten el jardín, pues lo polinizan de manera efectiva y 100% libre de productos ajenos al entorno.

El cuidado del medio ambiente en nuestro jardín implica tener en buen estado la tierra, con buena composición y drenaje, lo cual permite un riego efectivo, que nos facilita la tarea de no desperdiciar agua. Recuerda regar cuando cae la noche o a primera hora de la mañana, en pocas cuotas de agua, para no malgastar y permitir a las plantas una mejor hidratación.

Finalmente, para darle una mano al medio ambiente desde el jardín, aprovecha los restos de alimentos de tu hogar para crear compost casero y abonar tus tierras de manera sumamente efectiva. Esto ayudará a reducir la producción de residuos, y mejorará el equilibrio de la tierra de tus cultivos, que quedarán nutridos, con buen drenaje y sumamente fértiles.