Cómo Cuidar a un Gato

Consejos para Cuidar a un Gato

Los mininos son seres bastante independientes, sumamente cariñosos cuando te eligen, y muy astutos en su supervivencia, pero si quieres en verdad lo mejor para ellos, debes aprender a cuidar a un gato para atender a todas sus necesidades.

No se trata sólo de disponer para ellos un plato con comida y uno con agua fresca: necesitan estímulos, ejercicio, afectos, cierta atención médica y elementos que les brinden seguridad, protección y hasta pertenencia. Aprende todo lo que necesitas saber para cuidar gatos tanto como puedas.

Cuidados y atenciones básicas

Como cualquier otra mascota y animal domesticado, debes recordar atender a su alimentación e hidratación cada día. No dejes simplemente un plato con agua que termine albergando huevos de insectos: renuévala a diario, y en el verano asegúrate de que no esté al rayo del sol directo ni se evapore antes de lo debido.

Claves para el cuidado de un gato. Tips para cuidar a los gatos. Cómo alimentar y cuidar a un gato

© Depositphotos.com/gurinaleksandr

Imagen 1. Los gatos bien cuidados son animales amorosos y felices. Una gran compañía para tener en casa.

Un truco fácil es tener una botella plástica con agua junto al platito del animal, de modo de hacer aún más fácil el rellenarlo a cada momento. El alimento que le des dependerá de ti, aunque en el mercado encontrarás balanceados (piensos secos) que aseguran toda su nutrición.

Para cuidar a los gatos debes atender a su atención médica. La castración o esterilización son actos de responsabilidad que evitarán la procreación indebida, y son procedimientos seguros que la mayoría de los gobiernos realiza gratuitamente. También debes cumplir con el ciclo de vacunación recomendado.

Ya que los gatos suelen estar mucho tiempo fuera de casa, algunas personas piensan que son animales más resistentes, que no necesitan vacunas, pero esto es un gran error: son susceptibles a enfermedades habituales entre los felinos, y también a pulgas, garrapatas y otros. Asegúrate de hacer la vacunación completa y el refuerzo anual, y aplica pipetas, collares u otros para controlar las pestes.

Por último, recuerda atender a su higiene. Cuidar a un gato exige su limpieza. Si a tu mascota no le gustan sus baños con agua, igual higienízalo cepillando su pelaje y aplicando polvos de limpieza (shampoo seco) u otros métodos. Limpia alrededor de sus ojos y en la parte interna de sus orejitas sin usar agua. Si lo envías a un centro de atención animal, pide que recorten su pelaje en verano y que mantengan sus uñas controladas, pero no lo hagas tú, pues cortar de más podría exponerlo a hemorragias.

Cuidar un gato hogareño

Si tu mascota es de estar dentro de casa, debes enseñarle modales. Los gatos son los únicos animales que se “auto-domestican”: no orinan ni defecan en cualquier sitio como sí hacen los perros. Coloca una bandeja con arena sanitaria en la cochera, en el lavadero o en algún sitio ventilado y apartado de los sitios familiares y, sin que le enseñes, el gato la usará por su cuenta. En caso de no tener la caja de arena sanitaria, coloca una maceta o tiesto con tierra que pueda escarbar, libera un cantero ventilado, o siquiera coloca arena suelta en un rincón.

Bríndale entretenimiento. No debes comprar costosos juguetes; hay una imagen que todos conocemos bien, y que es muy real: los gatos adoran jugar con bolas de estambre. Anúdalas muy bien para que no se desarme, o anuda un viejo calcetín, un juguete viejo de tus hijos (que sea mullido) y sólo déjalo en el suelo. Tu gato lo usará cuando quiera, y dedicará horas a su propio entretenimiento.

Cuidar gatos callejeros

Si vas a cuidar un gato callejero o que gusta de pasear más de la cuenta, debes comprender que son animales independientes, osados, aventureros y poco conformistas. Tienen fuertes instintos de caza, que los impulsa a ausentarse del hogar por el día entero, dos días, a veces incluso más.

Si tu ansiedad te mantiene sin dormir por las noches de su ausencia, una buena idea es colocar en su collar unos tags (carteles informativos con tu nombre, dirección o número de teléfono) para que el gato pueda ser identificado, o también microchips que permiten identificar su ubicación en mapas electrónicos, que podrás conseguir en la mayoría de las grandes tiendas de mascotas y veterinarias. Así podrás cuidar a tu gato con todo lo que merece, y con tranquilidad para tus emociones.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Cuidar a un Gato, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social