Cómo cuidar a un enfermo de Alzheimer

Cómo cuidar a un familiar con Alzheimer

Lamentablemente, no existe una cura para la enfermedad de Alzheimer, pero con mucha paciencia y cariño podemos retrasar en gran medida la pérdida de memoria y autonomía que pierde el paciente, además de hacer su vida más llevadera.

Primeramente, hay que estar en permanente contacto con un médico geriatra, para que evalúe a nuestro familiar y le administre los fármacos que necesite. Estos pacientes son medicados con estimulantes para el coligérnico, que es el sistema del cerebro que se ve más afectado, lo que alargará el proceso de pérdida del área intelectual y reducirá sus problemas psiquiátricos.

La salud del enfermo de Alzheimer

Los médicos recomiendan medicamentos para tranquilizar al paciente con Alzheimer y regular sus horas de sueño. Los familiares pueden colaborar no alterando al enfermo con escándalos, hablándoles suavemente y no realizando cambios bruscos en su habitación ni en el hogar.

Quienes tengan a su cuidado un paciente con Alzheimer, tienen que estar muy pendientes de su alimentación, pues sus síntomas podrían acelerarse si no cuidamos de una dieta baja en colesterol.

Se debe procurar que el enfermo de Alzheimer tenga actividad física, para que los músculos tarden en entumecerse y se eviten úlceras. Si está en cama, cámbialo de posición varias veces al día.

Ten cuidado con las caídas, ellos no suelen ser personas firmes y un resbalón podría ser catastrófico. Si es posible, retira las alfombras y mueve los muebles de su caminar regular para evitar tropiezos. 

Los ancianos suelen tener una piel muy delicada, más aún si no están en movimiento. Por lo tanto, cuando lo bañes, sécalo con mucho cuidado y de ser posible, utiliza paños húmedos y papel secante. Aprovecha este momento para masajear al paciente de Alzheimer, lo ayudará a sentirse mejor.

Rutina y actividades

Los enfermos de Alzheimer se sienten más tranquilos si mantienen su rutina diaria. Báñalo, dale de comer y hazlo tomar su siesta, todo a la misma hora.

Cada persona es diferente, por lo tanto cada quien tiene una actividad predilecta. Consigue algo que lo entretenga, por más simple que sea. Por ejemplo: muchos se sienten tranquilos doblando las medias. Recuerda que, aunque ya no hable, todavía es un ser humano con sentimientos. Inclúyelo en tu vida familiar para que no se deprima y sienta la alegría del hogar.

Algunos centros pueden ser muy buenos para ellos. Allí les pueden hacer una especie de "reaprendizaje" de algunas actividades que ya han olvidado.

En cuanto a su vestuario, el paciente se sentirá menos confundido si tiene pocas opciones. Aunque te cueste, retira toda la ropa que no utiliza del clóset ya que él mismo se sentirá más seguro. Evita los atuendos con botones y reemplaza este material por cierres. Asimismo, los zapatos con trenzas harán la rutina más complicada. En caso de que tu familiar prefiera usar una sola prenda, lávala en la noche para que siempre esté limpia.

La salud de los que cuidan un paciente con Alzheimer

Normalmente, el peso del cuidado de un familiar con Alzheimer recae en una persona, por ende ésta tiende a deprimirse y sentirse agotada física y anímicamente. Si eres tú quien está a cargo, busca ayuda de otra persona porque tienes todo el derecho y el deber de descansar. Frecuentemente, quienes están alrededor de estas personas pasan muy malos momentos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar a un enfermo de Alzheimer, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
84 valoraciones.
El 95% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social