Cómo cuidar a un cachorro

Cu ando un cachorro llega a nuestra familia, hay una agradable sensación de bienvenida. Aparecen sonrisas, algarabías y comienzan a crearse buenos recuerdos... aunque en la mayoría de los casos, el cachorro está ajeno a la situación que lo rodea.

Debemos comprender que se trata de un animalito sin nociones, que ha sido abruptamente separado de su mamá y de sus hermanos, por lo que debemos procurar que su llegada al hogar sea confortable y placentera en todo momento.

Es muy probable que el cachorro llore durante los primeros días. Podemos ayudarlo y reconfortarlo mimándolo y acompañándolo mucho: el cachorro necesita del contacto para reconocer su nuevo ambiente. Asegurate de que siempre esté en un lugar cálido para evitar enfermedades.

Un buen truco para cuando llora es frotarlo suavemente con un trapo o una esponja áspera y un poco humedecida con agua tibia, para que simule ser la lengua de la madre. Este truco puede ser usado los primeros dos o tres días, solamente, mientras el cachorro se despega de su mamá y comienza a adaptarse a la nueva familia. También se puede colocar bolsas o botellas de agua caliente en su cucha de noche, para que no se sienta solo. Procura retirarla antes de que se enfríe del todo.

Hay quienes optan por otro truco, que consiste en colocar un reloj cerca de su cucha, para que simule ser el corazón de su madre.

Es importante acostumbrar al cachorro desde muy temprana edad a crear hábitos de higiene adecuados. Debemos enseñarle a hacer sus necesidades en el lugar indicado, ya sea en el jardín o en un rincón (una caja, sobre un diario), ayudándonos para ello con palabras de adiestramiento, premios y recompensas. Así, cuando vaya creciendo, deberá preocuparse sólo en jugar, y no en aprender esta noción.

Recuerda siempre jugar con el cachorro, en sus propios términos. Alzarlo y llevarlo en brazos es irresistible, pero es mejor para él que juegues arrodillándote en el piso, a su nivel, para que así reconozca su propia independencia y no se acostumbre, al crecer, a subirse a las personas, a los muebles y demás.

Recuerda que lo que le permitas una vez, el perro lo identifica como "permitido siempre", es decir: si lo dejaste dormir en la cama de cachorro, cuando crezca querrá seguir haciéndolo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar a un cachorro, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social