Cuidados para el cabello negro

Cómo mantener el pelo negro impecable

Misterioso, seductor, profundo como la noche sin estrellas: el cabello negro es sensacional. Pero mantenerlo brillante y saludable puede ser todo un desafío, pues es delicado y propenso a sufrir estampas de las agresiones ambientales, además de debilitamiento y resecamiento por la falta de tratamientos y cuidados adecuados.

Cuidado y mantenimiento del cabello negro

El pelo negro es muy sensible al cloro de las aguas tratadas, y también a la luz del sol que le aporta destellos rojizos indeseados. Para evitar que el cloro lo dañe, coloca siempre producto protector y sellador de colesterol en gel, o bien gel de aloe vera para protegerlo y crear una barrera. Luego de estar en la piscina, enjuaga tu pelo con agua sin cloro, ya sea de manantial o de lluvia, siempre tibia.

Para evitar que el sol dañe tu pelo negro, sigue la misma recomendación que para proteger tu piel: aplica rocíos o productos con factor de protección solar, reforzando de acuerdo al horario o a la intensidad de los rayos. Si estás en la playa (donde el sol se refleja en el agua y la arena) usa siempre sombrero de alas anchas y el cabello recogido.

Si vas a usar la secadora de cabellos, la pinza alisadora o la enruladora, aplica antes un aceite de protección térmica, sobre el pelo limpio y seco, que lo mantendrá hidratado, facilitará el proceso, y le aportará un brillo seductor. Recuerda usar siempre shampoo y acondicionador especialmente formulado para cabello negro, y así potenciar su tono.

Tratamientos para mejorar el cabello negro

Haz un tratamiento con henna natural oscura, una vez cada mes y medio a dos meses. Es especial para cabellos negros, y así evitarás completamente los aportes verdosos, cobrizos o blancuzcos que producen los agresores ambientales.

Dos veces por mes haz en casa un tratamiento preventivo con una mascarilla ideal para dar salud, hidratación y potenciar el color de tu melena azabache. Prepárala mezclando una taza de café negro ya listo, una taza de agua y una cucharada de henna natural (incolora). Mezcla muy bien para lograr una pasta (agrega más henna en polvo si fuera necesario, o bien café molido) y aplica sobre el pelo limpio y desenredado, desde el cuero cabelludo y hasta las puntas, masajeando bien. Utiliza guantes, pues esta pasta teñirá tu piel.

Cubre con un gorro plástico y una toalla para dar calor, y deja actuar 10 a 15 minutos. Luego, aclara con agua templada hasta eliminar cualquier residuo; el agua del enjuague debe salir clara.

También puedes hacer otro tratamiento casero para oscurecer el tono natural de tu pelo. Se prepara colocando en una olla espaciosa dos y medio a tres tazas de agua, 1/4 a 1/2 taza de hojas de ortiga, misma cantidad de romero fresco y también de hojas de salvia. Lleva a hervir y baja el fuego, dejando cocinar en hervor suave y semi tapado por 30 minutos.

Retira del calor, deja enfriar, y filtra la preparación usando un lienzo. Conserva el líquido en una botella con atomizador (spray) dentro de la nevera, y aplica todos los días antes de lavar el cabello, dejando actuar por hasta una hora o el tiempo que puedas. Finalmente, lava como de costumbre, y disfruta de un pelo negro con toda su belleza.

Si deseas leer más artículos similares a Cuidados para el cabello negro, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social