¿Es necesario usar secadoras de ropa?

Secadora de ropa, ¿comprar o no comprar?

La secadora de ropa es un lujo del que muchos hogares pueden prescindir, aprovechando el espacio y las condiciones climáticas para dar buen secado e higienizado de las prendas lavadas. Sin embargo, hay quienes viven en zonas ventosas o de mucha lluvia, y requieren de este artefacto de manera casi indispensable.

Si vives en una zona de buen sol, entonces la secadora automática puede que sólo conlleve un gasto eléctrico que puedes evitar. Secar la ropa al sol es siempre la mejor opción, ya que además de secarse estirada (liberándose de pronunciadas arrugas y marcas), la ropa se higieniza con el calor solar, eliminando las bacterias que pudieran existir entre las fibras. El aroma de la ropa secada al sol también es siempre más agradable, e incluso se potencia el aroma del producto suavizante si secas la ropa de este modo.

Sin embargo, si vives en una zona demasiado ventosa (lo que conlleva tierra en el aire, a menudo) o si en tu ciudad ha llegado la época de las lluvias o de nevadas, puedes aprovechar el funcionamiento de una secadora automática.

Consejos sobre cómo usar la secadora

Debes elegir una secadora que optimice el consumo energético. Analiza bien su etiqueta y consulta con el vendedor antes de realizar esta inversión, para asegurar que su funcionamiento no requiera de un consumo eléctrico demasiado elevado.

Utiliza la secadora de manera apropiada. Siempre coloca el máximo peso para un mejor funcionamiento, y elige el programa de secado más apropiado, en los modelos que ofrecen esta función. Aprovecha el agua escurrida para las plantas del jardín o para remojar ropa a lavar, en lugar de simplemente dejarla correr. Es agua limpia.

Coloca la ropa de la mejor manera dentro del espacio de la secadora. Pon de a una prenda, estirándola en forma concéntrica, cubriendo la superficie sin presionarla demasiado. Recuerda colocar la secadora en el lugar más adecuado: donde no ocupe espacio de circulación, y pueda estar ventilada (lejos de fuentes de calor) para que el motor se encuentre en las mejores características ambientales para su funcionamiento.

Recuerda ventilar el interior del aparato luego de una tanda de secado, para evitar que quede humedad o vapor dentro, potenciando la posibilidad de aparición o formación de hongos y bacterias. También cuando esté fuera de uso, asegúrate de dejarla apenas abierta y cubierta por una funda. Límpiala adecuadamente, y revisa su filtro regularmente, para asegurar un buen drenaje y liberación del agua escurrida. También recuerda desconectarla de la red eléctrica, pues una sobrecarga en el sistema podría dañar al artefacto.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cuándo es conveniente tener una secadora de ropa. Consejos de uso., te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social