Ahorrar al comprar aires acondicionados y calefactores

¿Cuándo comprar calefactores y aires acondicionados?

Cuando llegan los primeros fríos recordamos que no hemos renovado nuestro sistema de calefacción. Lo mismo sucede en el verano, o en los días más cálidos de la primavera: justo en la tarde de mayor calor decidimos recorrer las páginas de los catálogos o entrar a las páginas web de las tiendas de electrodomésticos para conocer las ofertas de aires acondicionados.

Si bien ante los cambios de estación las tiendas suelen publicar atractivas ofertas, debes saber que quizás no sea el mejor precio que puedes hallar. Como siempre, en lo que respecta a economía y ahorro en el hogar, la anticipación y la actuación a conciencia son nuestras mejores herramientas.

De hecho, el momento más apropiado para comprar electrodomésticos estacionales es justamente al final de esa temporada, o quizás con dos meses de anticipación. Para comprar aires acondicionados, no hay mejor momento que la primavera. Tampoco hay que anticiparnos tanto: si salimos a comprar un calefactor en pleno verano, probablemente las tiendas tendrán en sus listas los precios del final de la temporada, en su mejor auge. Así, si buscas comprar un calefactor, el mejor momento será durante la primera mitad del otoño.

Beneficios en la compra de aires y calefactores

Adquirir aires acondicionados en la primavera o al finalizar el verano, y adquirir calefactores durante el temprano otoño o hacia el final del invierno tiene, además, numerosas ventajas, además del su precio reducido para fomentar ventas fuera del momento más activo del año.

Entre estos beneficios, contamos con los asuntos de instalación. Cuando comienza el verano los técnicos instaladores están atravesando su época anual más atareada. Por ello, no sólo hay muchos días de demora y espera llena de ansiedad, sino también sus precios por el servicio prestado ascienden, aprovechando la demanda.

Además de que el precio y la espera para el servicio de instalación son menores, adquirir estos artefactos de climatización fuera de temporada tiene otros beneficios. Por ejemplo, además del precio reducido las tiendas eligen, usualmente, fomentar las ventas con tentadoras ofertas. Así, crean paquete que incluyen dos o más artefactos por el mismo precio. Podrás adquirir, por ejemplo, un calefactor y una manta térmica por el precio habitual del calefactor, o quizás un aire acondicionado junto con un ventilador de pie por una fracción de su precio habitual.

También debes tener en cuenta el tipo de tienda donde adquieras el artefacto fuera de estación. Esto significa conocer la capacidad de almacenamiento de la tienda. Si la cadena cuenta con grandes depósitos, los sobrantes de la temporada quedarán almacenados hasta la próxima. Sin embargo, las tiendas menores no cuentan con este espacio de almacenamiento. Por ello, necesitan quitarse de encima los sobrantes de la temporada. Y, claro, la manera de hacerlo es configurando un astuto plan de ofertas y rebajas de precios, que podrás aprovechar sin inconvenientes.

Adquirir artefactos de climatización fuera de temporada puede que te obligue a elegir entre los modelos menos populares, o al menos entre los menos novedosos. Sin embargo, con algo de investigación seguramente lograrás dar en el clavo en tu próxima actualización de los artefactos de climatización del hogar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cuándo es conveniente comprar calefactores y aires acondicionados para ahorrar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social