El efecto de un trabajo sobre nuestras finanzas.

El trabajo poco saludable y su efecto en nuestras finanzas

El trabajo poco saludable, el entorno laboral estresante, las angustias y las malas compañías afectan de forma directa nuestro estado financiero. Un trabajo que no nos guste disminuye nuestra productividad, minimizando nuestra prosperidad financiera.

Por eso, procurar un ambiente laboral saludable depende de cada uno de nosotros. Aunque ese trabajo sea tu única posibilidad aparente (supongamos, en una economía poco estable, en un mercado laboral muy competitivo y demás), debes aprender a crear un ambiente saludable por y para ti mismo, como primera medida hacia tu bienestar, tanto físico y mental, como también financiero y económico.

3 efectos poco saludables del trabajo

En cada puesto y trabajo hay, independientemente de nuestras acciones y elecciones, elementos que resultan tóxicos para nuestro bienestar. Aquí te contamos algunos de ellos, los tres más difíciles de contrarrestar, y te mencionamos también algunas buenas ideas para evitarlos.

El jefe tóxico

Puede tomar muchas formas. Competitivo, denigrante, beligerante, agresivo, o quizás el peor: pasivo-agresivo. No siempre es posible evitar ni confrontar al jefe tóxico. En lugar de ello, procura respirar hondo y seguir adelante con tu buena labor, evitando confrontarlo pero, al mismo tiempo, evitando ser abusado.

Si la situación sale de control, habla con el superior directo, con sumo cuidado, y evita dialogarlo con tus colegas o con sus colegas, pues podrías recibir represalias que afectarán tus ingresos de manera directa.

El tiempo del trabajo

En un ambiente laboral que exige a sus empleados actividad 24/7, seguramente no tendrás suficiente tiempo de familia, de descanso, de distensión. Procura cumplir con tus horarios y aprender a desligarte del trabajo cuando sales. Establece el respeto por tu tiempo personal desde el momento mismo de la firma de contrato y, si la situación no cambia, procura cambiar de empleo, pues hay empresas que no tienen respeto por el tiempo personal de sus empleados, aún cuando esto disminuye la motivación y la productividad.

El traslado al trabajo

Este es otro elemento tóxico. Puede que el empleo en sí no sea devastador de modo alguno, pero queda muy lejos de tu casa, y el traslado es un infierno. No descansas lo suficiente y pierdes valioso tiempo en ir y volver.

Procura elegir el transporte público, para poder descansar en el trayecto y evitar el estrés de la conducción. También lograrás ahorrar en los gastos de un auto propio, y ahorrarás en salud.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cuando el trabajo no es saludable, afecta nuestro estado financiero, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social