Un presupuesto hogareño a prueba de imprevistos

Un presupuesto hogareño sin imprevistos

Para hacer este presupuesto necesitas pocos materiales: lápiz, papel, calculadora, y unos minutos de concentración. Esto será suficiente para que tu ahorro doméstico brille en su esplendor.

Comienza por tomar nota de los gastos fijos del hogar. Anota todo lo que se te ocurra: la cuota de la hipoteca, la renta, las expensas, el promedio general o el monto fijo de impuestos municipales, los gastos promedio de las facturas de los servicios, incluyendo la luz, el gas, el teléfono de línea, el servicio de internet, el sistema de televisión paga, etc.. Regístralos bajo la categoría “Casa”. Puedes incluir también los gastos de alimentación.

En otro espacio crea la categoría “Habitantes del hogar”: Allí dejarás asentados los gastos de las cuotas de la escolaridad, los de vestimenta y uniformes, y también los gastos de obra social o sistema de medicina prepaga. Asienta también los de entretenimiento, deportes, membrecías a clubes y tiendas, y todos los que correspondan a las personas que habitan el hogar.

Además, establece el presupuesto para la categoría “Transporte”: Asienta los costos del seguro, de la patente, del combustible (al menos, en promedio), o el gasto habitual en transporte público.

Asignando prioridades en tu presupuesto

Este será el presupuesto de base. Se trata de los gastos indispensables para el buen funcionamiento del hogar, y la buena convivencia entre sus habitantes. Dentro de éstos, registra con una marca roja los que son absolutamente indispensables (como los de salud, educación, vivienda y alimentación, por ejemplo), y con rotulador de un color diferente aquellos gastos que podrían ser obviados ante una emergencia (por ejemplo, las membrecías, los de transporte privado y otros). Esto te permitirá tener una comodidad mental: ante una emergencia, saber que tienes un registro bien pensado para actuar a tiempo.

Extras del presupuesto

Aparte, vamos a crear otras categorías. Por ejemplo, una con el presupuesto mensual para entretenimiento y ocio. Esto permitirá tener un dinero apartado para comer fuera, tomar paseos, o acudir a ciertos eventos (al teatro, a una competencia deportiva o lo que fuera) cuando la ocasión lo amerita. Puedes apuntar citas de peluquería cada tres o cuatro meses, masajes a domicilio, o lo que quieras. Luego, anota un monto estimado, divídelo entre los doce meses del año y, si puedes, comienza a reservar el dinero en tu presupuesto mensual.

Si eres de quienes gustan de hacer presentes, puedes crear un presupuesto que incluya la categoría obsequios, anotando la cantidad de miembros de la familia y de allegados. Esto te permitirá saber, de antemano, cuántos obsequios deberás hacer al año, incluyendo Navidad y sus cumpleaños. Así, podrás establecer un monto estimativo, para ir apartando esa suma de dinero por mes.

Incluye en tu presupuesto tantas categorías y detalles como lo desees. Conocer a qué te enfrentas te permitirá dar un orden de prioridades a cada una de estas anotaciones. Así, podrás eliminar las que sean menos urgentes, respetar las indispensables, y todo en un simple papel.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo crear un presupuesto para el hogar bien detallado, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social