Cómo crear un marco original para las fotos

Una fotografía se lucirá de una forma especial si le colocamos un marco decorado por nosotros mismos.

Cómo crear un marco original para las fotos

Marco original para fotos

Hay muchísimas formas en las que podemos exhibir las fotografías de nuestros seres queridos, de aquellas vacaciones divertidas, o de los momentos más significativos de nuestras vidas. Y para exhibirlas con orgullo, nada mejor que un bello marco, para dejarlas siempre al alcance de la vista de nuestras visitas y de nosotros mismos.

Materiales para crear un marco original para fotografías

Para crear una forma entretenida y llamativa de exhibir una foto en nuestro hogar, complementando nuestra decoración, comenzaremos por obtener los materiales necesarios, incluyendo cortantes (tijera y cutter), adhesivo, papeles de colores, accesorios decorativos (como botones u otros) y un marco de fotos o cuadros, con buena terminación.

Pasos para crear un marco original

Limpiamos y lijamos el marco, para darle el acabado de nuestro interés, ya sea mediante un trabajo de pintura, plana o decorativa, o bien aplicando simplemente una capa de barniz. Retiraremos el acrílico o el vidrio para hacerlo, así como la plancha de apoyo. El tamaño del marco dependerá del efecto deseado, pero calcula que para una foto común de 10 x 15 elegiremos, al menos, un marco de 21 x 18, en adelante.

Esta plancha de apoyo nos servirá de base para la foto. La forraremos o cubriremos con un papel decorativo, cuyos colores complementen los de la fotografía. Al elegir este papel, puedes seleccionar uno liso o estampado, procurando que el estampado sea grande y más bien simple, para que no opaque la foto al exhibirla.

Luego, tomaremos un recorte de cartón que sobrepase apenas en tamaño de la foto, y lo forraremos. Cubrimos con un papel liso o bien con pintura de un color, que imite el color más oscuro de la fotografía. Dependiendo del color del marco y del papel de fondo, podemos simplemente pintarlo de color marrón bien oscuro, verde o negro. También podemos pintarlo de blanco o de off White, y pintar su espesor con un color oscuro, para hacerlo despegar del fondo y dar un acabado más estilizado.

Sobre este cartón colocaremos la fotografía, y luego sujetaremos esta pieza compuesta al centro del marco. Para lograr un mejor efecto visual, podemos recortar el cartón en forma de óvalo o círculo, y colocar sobre él la foto recortada en cuadrado o rectángulo, combinando las formas suaves y delicadas con las angulosas de la imagen, que combinarán con las del marco.

Para finalizar, decoraremos el marco con algunos elementos llamativos, que complementen el color del papel de fondo o de la fotografía. Estos elementos pueden ser semillas, plumas artificiales, botones u otros, según el tema, los colores, y el efecto deseado para este llamativo marco exhibidor de fotografías.

"Hay muchísimas formas en las que podemos exhibir las fotografías de nuestros seres queridos, de aquellas vacaciones divertidas, o de los momentos más significativos de nuestras vidas."

'