Cómo Pintar un Lienzo con Crayones Derretidos

Pintando un Lienzo con Crayones Derretidos

Ya vimos cómo reciclar viejos crayones de cera, es buen momento de poner en práctica una nueva manera de usarlos. Incluso si tus hijos crecieron y ya no los usan, o si aún conservas algunas crayones de cera de muchos colores, de tus años de infancia: recupéralos de aquella vieja caja, pues hoy crearemos arte con ellos.

Para crear obras de arte de pared con viejos crayones, o incluso con algunos nuevos, comienza por reunir tantas crayolas como puedas. También necesitarás un lienzo blanco (o canvas), montado en un marco firme, un cúter o cuchillo de precisión, pegamento de silicona caliente o pegamento universal, y una secadora de cabellos de buena potencia y temperatura.

Imagen 1.
Imagen 2.

Montando el lienzo y los crayones

El primer paso es montar los crayones al lienzo, sin su papel protector. Para ello, toma cada crayola y haz un corte recto con el cúter (o trincheta) a lo largo, pudiendo así retirar el papel en una sola pieza, pues luego podrás reutilizarlo para dar un mejor acabado.

Ahora, coloca los crayones sobre la mesa de trabajo, determinando cómo los ubicarás. Deben ir uno junto a otro, en posición vertical (de preferencia con la punta hacia abajo) sobre el borde superior del lienzo. Puedes acomodarlos según sus colores, haciendo degradados o diseños de tu preferencia, o también acomodarlos de acuerdo al tamaño que posean.

Ya determinada su ubicación, comienza a pegar los crayones bien al borde superior del lienzo, colocando un punto de silicona caliente o de pegamento universal en el borde superior, o bien una línea de pegamento apenas más corta que el largo del crayón. Deja secar bien el pegamento por el tiempo que sea necesario.

Cómo pintar el lienzo derritiendo los crayones

Coloca el lienzo con los crayones hacia arriba, reposándolo sobre una pared. Pon papel periódico o plástico debajo, para proteger la mesa. Asegúrate de que el lienzo quede un tanto inclinado y no totalmente recto. Ahora, simplemente acciona la secadora de cabellos (también puedes usar una pistola de calor de las que usan los pintores) y aplica calor directamente a los crayones, para que comiencen a derretirse y a escurrir hacia abajo. Haz que el calor fluya uniformemente, sin dejar la secadora en un punto demasiado tiempo. Ve derritiendo todas las crayolas simultáneamente, para lograr un efecto más integral. También ve dando calor a la cera escurrida, para lograr efectos más orgánicos.

Cuando estés satisfecho con el resultado, deja de dar calor y permite que tu obra de arte se enfríe y seque. Luego, para un mejor acabado, recorta los papeles protectores de las crayolas y pégalos con silicona o con pegamento universal sobre los lápices.

Crayones para todo tipo de creaciones

Recuerda que puedes utilizar y reutilizar crayones en muchas formas, entre ellas, estampar prendas, decorar elementos, o bien reciclarlos en nuevos crayones, incluso algunos multicolores. Otra idea es usarlos para colorear y crear velas decorativas para cualquier evento u ocasión, y hasta aprovecharlos en la creación de singulares decoraciones, modelándolos a tu gusto.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Crear un Lienzo Derritiendo Crayones, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 83% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social