Cómo crear un camino luminoso para el jardín

Un sendero luminoso en el jardín

¿Sientes que a tu jardín le hace falta un toque especial? ¿Buscas una manera económica de dar estilo y también seguridad a la habitación verde de tu casa? Pues hoy te contamos una idea genial para lograrlo, por poco dinero y en sólo una tarde de trabajo.

Reúne tus materiales, arremángate y ponte en marcha para dejar el patio bellísimo, seguro y con un detalle único: un sendero que se ilumina por las noches.

Preparando el camino

Comienza por demarcar el sector donde irá el sendero. Puede ser en torno a la piscina, hacia la parrilla, o simplemente recorriendo el jardín en la manera que prefieras. Una vez marcado el sitio, desmaleza la zona y retira el césped o el material verde del piso, dejándolo un poco más abajo del nivel normal del suelo.

Nivela la tierra, agregando o quitando donde hiciera falta, y procurando delinear bien el sendero para evitar la propagación de material orgánico hacia esta zona, si así lo prefieres.

Para crear un sendero de piedras solamente, dibuja un surco por ambos bordes del sendero y entierra, en sentido vertical, piezas de plástico o cartones de leche reutilizados, a una profundidad no menor de 15 centímetros. Si quieres que la hierba cubra luego los sitios donde no coloques piedras, omite este paso.

Rellenando el sendero con piedras

Puedes utilizar prácticamente cualquier piedra para crear este sendero nocturno. La pizarra o la laja, en trozos pequeños, es mucho más decorativa y puedes adquirirlas en tiendas de construcción por poco dinero, pues utilizaremos todos esos recortes que las casas especializadas descartan por ser pequeños. Otra opción es usar ladrillos, rodajas de madera, o cualquier elemento similar del cual dispongas.

Coloca las piedras enterrándolas apenas y haciéndoles buen lugar entre la tierra, dejando unos dos centímetros de separación entre ellas. Si tu elección es la de crear un sendero luminoso sin hierba, coloca las piedras más juntas entre sí, o bien completa estos intersticios con gravilla blanca o piedrecitas más pequeñas. Luego, aplana con rodillo, pisando bien para compactar, fijar y eliminar las puntas hacia arriba que puedan ser peligrosas al caminar.

Cómo dar brillo al camino nocturno

Para que este sendero se ilumine por la noche, utilizaremos nuestro producto estrella: pintura que brilla en la oscuridad. Puedes adquirirla en pinturerías y tiendas de artesanía o de decoración. Generalmente, la conseguirás en aerosol o en botes pequeños.

Aplica una pequeña cantidad de esta pintura por sobre cada piedra fría, es decir, a última hora de la noche o primera hora de la mañana, pues si las piedras estuviesen calientes por el sol la pintura podría resecarse demasiado (a la mañana es el mejor horario para hacerlo). Deja secar una hora, aproximadamente, y luego puedes aplicar una segunda capa para darle un brillo extra.

Esta pintura se "carga" con la luz solar a lo largo del día, y por la noche emite esta luz acumulada, como lo hará cualquier material fluorescente. Si bien no es un producto natural, una vez seco resulta seguro ante el contacto con la piel y también para plantas y animales. Es resistente al roce y a la humedad y, en caso de roturas en alguna piedra o detalles extra que quieres dar, simplemente puedes limpiar la piedra y aplicar nuevamente pintura en los sectores determinados.
Es una idea genial para el perímetro de la piscina, dando seguridad a esta zona que suele ser potencialmente peligrosa.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo crear un camino luminoso para el jardín, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
11 valoraciones.
El 91% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social