Cosas Qué NO Debes Comprar en Tiendas de Ahorro

¿Qué NO Comprar en las Tiendas de Ahorro?

Estas tiendas son sensacionales: puedes hallar lo que se te ocurra, resolver problemas y necesidades, y abastecerte para las ocasiones cotidianas. Pero no todo lo que brilla es oro: hay cosas que necesitas adquirir siempre con la mejor calidad posible, lo que a menudo se traduce con un mayor costo. Conoce las cosas que NO debes comprar en tiendas de ahorro, para asegurar tu bienestar y cuidar de tu dinero.

Lo que sí puedes aprovechar

Estos negocios son fuentes inagotables de todo tipo de productos. Sin embargo, su bajo precio suele reflejarse en los materiales usados en su fabricación, y también en su calidad. Por eso, son buenas opciones para adquirir descartables y elementos para ocasiones especiales, incluyendo cubertería y vajilla plástica (no para los niños), decoración, bandejas extra, manteles plásticos, servilletas de papel y otros objetos.

Qué cosas no comprar en tiendas de ahorro. Pros y contras de comprar en tiendas de ahorro. Productos seguros para comprar en tiendas de ahorro

© Depositphotos.com/Professor25

Imagen 1. Aplica estos consejos también en las tiendas online, y haz las consultas que necesites al comprador, antes de adquirir cualquier bien.

También es el sitio ideal para comprar cristalería de uso cotidiano, normalmente de vidrio, como vasos y platos extra, utensilios de servicio, cestos de organización, paños de limpieza, botellas con pulverizadores, floreros de uso habitual, tazas, velas de emergencia y para celebraciones, elementos de oficina, broches para la ropa, y miles de productos más. Sólo ten en cuenta que lo más probable es que no se trate de objetos de la mayor resistencia, pero en muchos casos el bajo costo justifica la compra.

Cosas qué NO debes comprar en tiendas de ahorro

Otros elementos sí requieren de tener la mayor calidad posible, ya sea por seguridad y por la protección del medio ambiente. En otras ocasiones, simplemente necesitas hacer una inversión inteligente, usando tu dinero de la manera más apropiada posible. Estos son algunos de los objetos que NO debes comprar en las tiendas de ahorro:

Cables, conectores, extensiones: El bajo costo se traduce en instalaciones eléctricas de menor calidad, a menudo inapropiadas para el uso constante en el hogar.

Comestibles humanos y para las mascotas: Los alimentos balanceados, los piensos secos y húmedos, y los bocadillos humanos se compran en las tiendas de abastecimiento de alimentos, donde te aseguras de que sean certificados y que hayan sido conservados de la mejor manera.

Contenedores de alimentos: Los contenedores de bajo precio se elaboran con plásticos inadecuados para la conservación de alimentos. Lo mejor es usar los de vidrio, aunque también encontrarás algunos plásticos seguros en las tiendas especializadas.

Elementos de seguridad para el calor: Sean guantes de cocina, posafuentes, herramientas de parrilla u otros: su bajo costo se debe al uso de materiales poco seguros para la manipulación de objetos calientes.

Elementos de seguridad: Detectores de humo o de incendios, sistemas de alarmas, y también objetos de flotación para la piscina: cómpralos en tiendas especializadas, pues lo de bajo precio también suelen ser de baja calidad, y su uso fallará habitualmente.

Herramientas: Incluyendo las de corte (sierras, serruchos, discos), de jardinería y otros. La mala calidad a menudo se traduce en rupturas, lo que podría ponerte a riesgo.

Maquillajes, barnices o esmaltes de uña, productos colorantes para el cabello y tinturas: Estos cosméticos económicos se elaboran con ingredientes artificiales inseguros para su uso en la piel. Pueden ser geniales para colorear masas de modelar, pero no para usar en tu cuerpo, cabello o uñas.

Medicamentos, vitaminas y píldoras de venta libre: Lo mejor es comprarlos en una farmacia, donde estarás seguro de que han sido conservados apropiadamente, además de tener ingredientes certificados.

Pilas, baterías: Aunque son útiles y su precio es genial, a menudo tienen componentes altamente contaminantes que, cuando se agote su vida útil, serán problemáticos para el entorno.

Productos de higiene y cosmética: Su bajo costo se debe al uso de químicos e ingredientes artificiales más económicos que los naturales. Con ello, estarías poniendo en tu piel elementos inadecuados.

Tecnología: Aunque comprarás el último Smartphone por un cuarto de su precio regular, ¡seguramente se tratará de tecnologías de mala calidad, que no durarán ni un par de meses!

Vajilla infantil: Vasos, platos, vasitos de succión, biberones y similares se elaboran con plásticos inseguros con BPA, y aunque son adecuados para romperse sin lamentarlo, dejan residuos químicos en los alimentos y en los organismos de tus hijos.

Estos son algunos de los elementos más habituales, pero como siempre te recomendamos: usa tu criterio para conocer los objetos qué NO debes comprar en las tiendas de ahorro, para optimizar tu salud, tu bienestar, ¡y tu dinero!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cosas Qué NO Debes Comprar en Tiendas de Ahorro, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social