Cómo Convertir una Banqueta en una Mesa

Ideas para Transformar una Banqueta en Mesa

Nunca sobran las superficies de apoyo en todos los ambientes de tu hogar, lo que hace que convertir una banqueta en una mesa sea el perfecto proyecto para este fin de semana. Podrás recuperar esos bancos que tienes en casa (y que en verdad nunca usas), o comprar alguna económica en el mercado y darle un encanto muy especial a todos los rincones de tu hogar con una mesa original hecha con tus propias manos.

Recuperando banquetas viejas

En el caso de que vayas a restaurar una banqueta que ya tengas en casa, el primer paso es limpiarla a la perfección y analizarla en busca de daños y desperfectos. Dale resistencia a las patas volviéndolas a encolar (o soldando ángulos que las fijen a la tapa), y si es la zona de asiento la que está en mal estado, puedes simplemente reemplazarla por un corte de madera, un trozo de acrílico (o de vidrio resistente y que soporte el calor y los golpes), o por el material que tengas disponible en casa si buscas un proyecto de reciclaje.

Cómo renovar una vieja banqueta y convertirla en una mesa. Pasos para conviertir una banqueta en una mesa.

© Depositphotos.com/Manowar1973

Imagen 1. Deja volar la imaginación: voltea una banqueta y ponle una tapa, para crear una mesa original para tu hogar

Dependiendo del material que fuera, podrás pintarlas con acrílicos y látex (si son de madera) o con esmalte sintético, en aerosol si puedes, para facilitar el trabajo (para las banquetas y materiales de vidrio, plástico y metal). Dale un color parejo o uno combinado, haz técnicas de pintura decorativa, o lo que sea que le dé más encanto a tu mesa nueva.

Pasos para hacer una mesa auxiliar con una banqueta

La zona de asiento de una banqueta es, en general, algo pequeña para ser una mesa ratona o de café. En ese caso, reemplaza por una tabla de mayor tamaño (o puedes amurarle por encima). Si es demasiado alta, puedes recortar las patas y colocarle terminales antideslizantes del estilo apropiado, o por el contrario, reemplaza las cortas por listones y patas decorativas más largas, según lo que quieras lograr con este genial proyecto de reciclaje para convertir una banqueta en una mesa para tu hogar.

Una manera muy fácil de renovarla es pintándola, y decorar sus patas enroscando hilados de colores o de estilos rústicos. Para la tapa,también usa pinturas, o luce elementos planos adheridos a la superficie con la técnica de decoupage. Incluso, si tienes una vieja carpeta tejida al crochet, puedes adherirla con cemento de contacto, o protegerla vertiendo por encima resina incolora o del estilo que prefieras.

Usando hilados del estilo más adecuado, puedes crear una malla abierta, o cubrir la mesa con la técnica de macramé. Para un aspecto más masculino, fija tuercas y arandelas con cemento de contacto, o recupera trozos de cerámica y porcelana rota, o con trozos de vidrio pulidos, creando mosaicos originales. La única precaución que debes tener es cubrir la creación con barniz, pastinas o resinas, para procurar una superficie lisa que facilite el mantenimiento de la pieza.

Sólo deja volar tu creatividad y dale encanto a cualquier rincón de tu hogar con estas buenas y fáciles propuestas para convertir una banqueta en una mesa auxiliar, para plantas o para el café.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Convertir una Banqueta en una Mesa, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social