Consejos al Contratar Servicios de Telefonía

Tips para Contratar Servicios de Telefonía

El mercado de los teléfonos está sufriendo una gran transformación. Ahora, casi todas las compañías ofrecen un paquete que incluye televisión, telefonía fija y móvil, e Internet. En muchos casos las ofertas que presentan son interesantes, pero el problema surge en el momento de la contratación de los servicios de telefonía, ya que pueden verse afectados los derechos de los consumidores.

Veamos algunos tips a tener en cuenta a la hora de elegirlos, y cómo actuar en caso de inconvenientes.

¿Cómo puedo contratar un servicio de telefonía?

Existen diferentes vías para contratar servicios sin la necesidad de salir de casa. Es por ello que al sistema tradicional de contratación se le ha unido la opción online. Pero éstas no son las únicas vías de las que se dispone. También están las siguientes:

Guía para contratar un servicio de telefonía. Tips para elegir una compañía de teléfonos
Imagen 1. Asegúrate de leer todas las cláusulas del contrato antes de elegir un servicio de telefonía

Contratación presencial: El usuario puede contratar el servicio de telefonía dirigiéndose a la tienda física de la compañía que prefiera. Este tipo de procedimientos suelen ser más rápidos y seguros que los realizados por contratación online o telefónicamente, ya que el usuario puede disponer y leer el contrato detenidamente, valorando la conveniencia de cada cláusula.

Contratación online: La gran mayoría de compañías de teléfonos ofrecen la posibilidad de contratar sus servicios de manera telemática. En estos casos, se ofrece al usuario toda la información a través de internet y se pone a su disposición una copia del contrato al que se adhiere. Se trata de la segunda vía más segura para el usuario, ya que de esta manera puede leer todo de manera detenida.

Contratación telefónica: La gran apuesta de las compañías telefónicas para conseguir clientes es la venta a través de lo que se conoce como la "llamada fría". Consiste en llamar al usuario para vender un servicio. Esta es la vía menos recomendable para el consumidor ya que la contratación se hace sin poder disponer de un documento por escrito, pudiendo provocar confusión en los términos pactados.

Problemas comunes al contratar un servicio de telefonía

El procedimiento que sigue la compañía telefónica para firmar este tipo de contratos es muy sencillo, pero no siempre se cumple la máxima de proteger al consumidor. Las cláusulas de los contratos son leídas aceleradamente, sin dar la tranquilidad al cliente para asimilar cada una de ellas.

Entre las cláusulas que se leen y el usuario tiende a aceptar, se incluye la del inicio del periodo de prueba del servicio, por el cual el consumidor puede darse de baja, sin necesidad de dar ninguna explicación.

Uno de los problemas que se presentan comúnmente en la contratación de un servicio de telefonía es determinar desde cuándo se empieza a contar el periodo de prueba. En el caso de que el usuario haya leído el contrato y haya firmado en conformidad, puede consultar desde cuándo se inicia y prestar su consentimiento, pero quienes lo hacen a través de teléfono no disponen de la misma seguridad.

El periodo de prueba de un servicio de telefonía

Al contratar un servicio de telefonía, las compañías suelen establecer que el periodo de prueba se inicia desde la contratación del servicio, pero no desde que el usuario dispone del mismo. El problema radica en que el cliente no puede utilizarlos hasta que se le hace la instalación de los productos, incluida la televisión. A veces, el periodo de prueba se inicia desde la aceptación de la oferta y no desde su instalación final, con una duración total de dos semanas.

Este tipo de cláusulas no son correctas ya que el consumidor debe disponer de esas dos semanas para valorar si finalmente se queda con el servicio contratado. En el caso de que el consumidor no esté de acuerdo con el servicio y su instalación final se haya demorado más de dos semanas, puede impugnar la cláusula si la compañía de telefonía no desea ceder en sus pretensiones. Para ello, es necesario dirigirse al centro de atención al cliente de la misma empresa. Si fuera el caso de que no se atiende a las alegaciones presentadas por el consumidor, éste se puede dirigir a la oficina del consumidor más próxima para presentar la queja correspondiente.

Normalmente, estos casos se suelen resolver a través de un tribunal de arbitraje, que decide qué parte lleva la razón según las leyes. Hay que recordar que el derecho de los consumidores es uno de los más proteccionistas, y no permite a las partes renunciar a los derechos establecidos para perjudicar al consumidor final.

En definitiva, a la hora de contratar un servicio de telefonía intenta no hacerlo vía telefónica, para tener la seguridad de leer previamente todas las cláusulas correspondientes, prestando especial atención al detalle del período de prueba .

Autor: Albert Chiva Espejo.
Miembro del Departamento de Contenidos y redactor de guías legales en Lexdir.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Contratar Servicios de Telefonía, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social