Cómo conservar las Vitaminas en los Alimentos

Cómo conservar las Vitaminas en los Alimentos. Conservar alimentos para preservar las vitaminas

Cuáles son las reglas a cumplir para preservar el aporte vitamínico de los alimentos.

Vitaminas: Cómo conservar los Alimentos

Vitaminas: Cocción y Conservación de alimentos

Las vitaminas liposolubles e hidrosolubles deben ser custodiadas en los procesos de cocción y en la forma del consumo, ya que algunas de ellas son sensibles a la exposición a la luz solar, a las temperaturas elevadas, y a la oxigenación u oxidación, sin contar que las hidrosolubles se disuelven en los líquidos de cocción. Aprenderemos sobre los métodos de conservación y cocción de algunas vitaminas.

Cómo conservar las vitaminas en los alimentos

Por ejemplo, en niveles muy puntuales, los elementos y alimentos ricos en vitamina C y B1 deben ser conservados en sitios con poca luz. Lo mejor es consumirlos crudos y frescos, para no perder el aporte vitamínico con el agua y la temperatura de cocción.

Cómo conservar las Vitaminas en los Alimentos. Conservar alimentos para preservar las vitaminas
Aprendemos como cocinar y conservar los alimentos para no perder el aporte de vitaminas liposolubles e hidrosolubles.

© Depositphotos.com/RomarioIen

"Para conservar las vitaminas en los alimentos, lo mejor es hacer cocciones cortas y adecuadas, cerrando bien la tapa de la olla para no perder el líquido como vapor y poder aprovecharlo, usándolo en sopas, caldos o en futuras cocciones."

Por regla general, hay ciertas reglas a cumplir para preservar el aporte vitamínico mediante los alimentos. Para no tener que memorizar las reglas, podemos seguir algunos consejos generales, aplicables a todos los grupos y subgrupos.

Estas son algunas tareas que podemos cumplir para conservar las vitaminas, ya sea mediante el guardado y la conservación de los alimentos e ingredientes, o también mediante un adecuado método de cocción:

  • Evitar la exposición de estos alimentos al aire, para que no sufran procesos de oxidación u oxigenación.
  • Evitar la exposición de los ingredientes y alimentos a los rayos ultravioleta naturales o artificiales (luz solar u otra).
  • Evitar la cocción excesiva de los alimentos, en especial en agua de hervor, particularmente en frutas y verduras.
  • Evitar los alimentos con fuertes tratamientos industriales de refinación, blanqueo, pasteurización, desecación, congelación, irradiación, ionización y liofilización. También se debe evitar el fermentado y el secado industrial, para preservar el correcto aporte vitamínico.

"Las vitaminas liposolubles e hidrosolubles deben ser custodiadas en los procesos de cocción y conservación de los alimentos para que no se pierdan en el proceso."

Para conservar las vitaminas en los alimentos, lo mejor es hacer cocciones cortas y adecuadas, cerrando bien la tapa de la olla para no perder el líquido como vapor y poder aprovecharlo, usándolo en sopas, caldos o en futuras cocciones. También se recomienda consumir los alimentos enteros y sin pelar, aunque siempre bien lavados.