Ahorro desde el cuidado de los electrodomésticos

Ahorro desde el cuidado de los electrodomésticos

Dar el mejor y mayor de los cuidados a nuestros útiles electrodomésticos es una gran fuente de ahorro. Mantenerlos limpios, en buen estado, y usarlos de forma apropiada, es la manera de permitirles un mayor tiempo de uso y durabilidad. Ello no sólo nos evitará tener que adquirir otros nuevos ante daños, sino que además nos facilitará ahorrar el costo de sus reparaciones por descuidos.

Veamos consejos para el cuidado de algunos de los electrodomésticos más comunes del hogar.

Cuidados de la plancha

Al finalizar el planchado, con el aparato aún caliente, pon un puñado de sal fina en un papel blanco para pasar por sobre la plancha. Así limpiaremos la superficie y prolongaremos su uso.
Recuerda colocar sólo agua destilada o desmineralizada en el depósito de vapor. Si se obstruyen los agujeros, llena el depósito con una mezcla de agua y vinagre blanco, y deja salir el vapor.

Plancha desde las prendas de mayor temperatura hasta las de menos, para ir disminuyendo el calor del planchado. Procura que posea un cable grueso y adecuado para su voltaje.
Guarda la plancha al abrigo de cambios bruscos de temperatura, en una zona seca: la humedad puede ocasionar corrosiones u oxidaciones indeseadas. Tampoco la guardes aún caliente, y asegúrate de que el cable no quede prensado ni apretado.

Limpieza del tostador

El tostador de alambre, esa pequeña parrilla que colocamos sobre los quemadores, posee buena resistencia al calor… pero no a los cambios bruscos de temperatura. Cuando lo uses, déjalo enfriar sobre el quemador, sin apoyarlo sobre una superficie fría, ya que esto lo doblaría. Para su limpieza, simplemente ráspalo en frío con lana de acero o con cepillo metálico, sin mojarlo.

El tostador eléctrico tiene un enemigo declarado: las migajas de pan. Luego de usarlo y dejarlo enfriar, retira el colector de migajas y vacíalo. Si el aparato no tiene colector, dalo vuelta y sacúdelo suavemente, o dale suaves palmadas en la base para dejar salir las migajas atrapadas.

Cómo limpiar la procesadora

Las procesadoras y las batidoras de mano son muy resistentes, pero no mágicas. Límpialas luego de cada uso, y procura evitar que se acumule suciedad en su interior, haciendo pasar aire frío por las rendijas. Para limpiar las cuchillas, utiliza agua caliente y jabón; si necesitaran de más filo, puedes usar el afilador manual de cuchillos.

Cuidados de los calentadores de líquidos

La hervidora, la pava eléctrica y la cafetera pueden crear depósitos de sarro, producto de las aguas del grifo. Para limpiarlas, no utilices ni productos ni elementos abrasivos: haz hervir o circular agua caliente con un poco de vinagre blanco de alcohol, y luego enjuaga con agua cálida o caliente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos sobre el cuidado y limpieza de los electrodomésticos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social