Consejos simples para ahorrar en útiles escolares

Consejos simples para ahorrar en útiles escolares

Comienza el año escolar y la lista útiles necesarios es larga y costosa. Calma, aquí te damos algunas sugerencias para no gastar tanto.

Cómo ahorrar dinero en útiles escolares

Tips para ahorrar en útiles escolares

Cuando están por comenzar las clases y revisamos la lista de útiles que nuestros hijos necesitarán (además de los libros de estudio), sabemos que tendremos que gastar muchísimo dinero. Sin embargo, la mayoría de las cosas que solemos comprar al comienzo de las clases no son absolutamente necesarias.

Sólo lo imprescindible

Si hacemos una lista de lo que realmente es importante, veremos que es menos de lo que pensábamos. Los niños no necesitan una mochila nueva cada año: si la del año anterior está en condiciones, pueden volver a usarla. Si necesita un cambio de cierre o un refuerzo, no dañará a nadie usar una mochila reparada.

Si tienes varios niños, junta todos los útiles que quedaron del año anterior: lápices de colores, reglas, lapiceras, marcadores, etc. Seguramente habrá suficiente para, por lo menos, uno de ellos. Compra sólo un juego nuevo de cada cosa, une a lo anterior, y reparte entre todos, para que no haya quejas.

Consejos simples para ahorrar en útiles escolares
Junta todos los útiles que quedaron del año anterior y trata de armar un juego para al menos uno de tus hijos

"Si hacemos una lista de los útiles escolares que realmente necesitan, veremos que es menos de lo que pensábamos."

Si usan uniforme escolar, quizás puedas pasar prendas de un niño al otro. Las camisas pueden ser usadas tanto por los varones como por las mujeres, lo mismo que las camisetas polo o los zapatos y medias.

Si no usan uniforme, no necesitan prendas nuevas para asistir al colegio; seguramente podrán usar las que ya tienen, que se repondrán cuando sea necesario.

Aprovecha las ofertas

Por lo general, cuando está promediando el año escolar, las tiendas comienzan a hacer ofertas de útiles y mochilas. Si piensas que alguno de tus niños necesitará algo nuevo, aprovecha para comprar a precios rebajados.

También puedes conseguir artículos de segunda mano en perfecto estado, a precios más que convenientes. Y uniformes escolares con pequeñas fallas, prácticamente invisibles, a muy buen precio.

Libros y más libros

Cuando los maestros y profesores pidan la lista de libros para el año, procura contactarte con las madres de alumnos que han pasado de grado o año, y comprar los libros que ellos ya no necesiten.

"Cuando está promediando el año escolar, las tiendas comienzan a hacer ofertas de útiles y mochilas, aprovecha a comprar a un menor costo."

También en las librerías de viejos conseguirás libros en buen estado a menos de la mitad del precio de los nuevos.

Del mismo modo, los libros que tus niños ya no vayan a usar puedes venderlos y usar el dinero para los nuevos.

Habla con los maestros, averigua cuáles son los libros que necesitarán en los primeros meses y compra sólo esos. Compra a medida que vayan necesitando, así no tendrás que desembolsar todo el dinero de una vez al comienzo del año escolar.

Becas escolares y beneficios

Si puedes conseguir becas escolares, o en el colegio hay un banco de útiles, aprovecha para reducir aún más los gastos. En muchos colegios hay ayudas especiales para familias con varios niños en edad escolar. No dejes de preguntar si calificas, ya que resultará en una gran ayuda y reducción de presupuesto.