Consejos para volver a estudiar en edad adulta

La difícil tarea de retomar los estudios

Retomar los estudios después de varios años sin tocar un libro es una decisión que toman muchas personas ansiosas de mejorar su futuro profesional, y que por supuesto, no resulta nada fácil.

Retomar los estudios en la edad adulta puede ser consecuencia de varios motivos, bien sea porque de jóvenes decidimos trabajar en lugar de continuar estudiando, o bien por otros motivos personales y determinados (enfermedades, depresiones, etc.).

Lo bueno y lo malo de volver a estudiar

Las ventajas de volver a estudiar son numerosas, sea la edad que sea. En primer lugar, estudiando adquirimos conocimientos, aprendemos nuevos temas, nos formamos para un trabajo, mejoramos nuestras posibilidades de promoción laboral, además de volver a tomar contacto con el ambiente estudiantil. Es una buena oportunidad para hacer nuevos compañeros, de crecer como persona... en definitiva, retomar los estudios tanto a nivel personal como profesional debería ser una garantía a medio o largo plazo.

Por el contrario, volver a las aulas cuenta con varios inconvenientes en principio, y el más grande de ellos es posiblemente la falta de hábito de estudio, que inevitablemente se pierde con el paso del tiempo. Esto provoca que el "retornado" estudiante encuentre más dificultades para seguir las clases y aprobar los exámenes, al menos hasta que su cerebro se acostumbre al nuevo ritmo de vida.

El dinero que implica determinados estudios, como asistir a la universidad o realizar un máster especializado, puede suponer otro aspecto importante al principio, si bien es cierto que se puede considerar como una inversión.

Consejos al volver a estudiar

El mejor consejo es el de tomarse en serio los estudios. Muchas personas que hace cinco o diez años que dejaron las aulas compaginan su trabajo con la enseñanza, y no siempre le dedican la suficiente atención que se merece. Sin embargo, es posible que aprobar esos estudios que ha decidido volver a empezar sean claves para el resto de su vida laboral.

Estudiar de nuevo también se lleva mejor si contamos con el apoyo de familiares y amigos, así como de una planificación impecable para realizar en el día a día: la organización es una parte indispensable.

Una buena idea es mantener alguna charla con alguien en nuestra situación, es decir, que haya vuelto a clases después de varios años trabajando, y que nos cuente qué dificultades ha encontrado o qué trucos y recursos le han funcionado.

En general, mientras nos mantengamos sanos y mentalmente activos, los adultos podemos volver a estudiar eficazmente y aprobar exámenes con relativa facilidad, siempre que contemos con mucha motivación, esfuerzo, organización y sobre todo, auto-convencimiento de que podremos superar cualquier dificultad en el camino. No decimos que sea fácil, pero sin dedicación no hay recompensa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para volver a estudiar en edad adulta, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
177 valoraciones.
El 85% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social