Consejos para Visitar Ruinas Antiguas

Razones para Visitar Ruinas Antiguas

Los que deciden visitar ruinas antiguas tienen diversas razones. Desde aprender sobre historia a disfrutar de la arquitectura, pasando por develar algún misterio o sentirse como que ha viajado en el tiempo.

Las ruinas más conocidas y concurridas en todo el mundo son las mayas de Chichen Itzá, Tulum y Palenque, el Machu Picchu en Perú, Pompeya en Italia y Atenas en Grecia. En cada país hay sitios históricos que vale la pena visitar y no hay dudas de que se trata de unas vacaciones diferentes a lo que pensamos habitualmente. Si visitas ruinas antiguas, durante tu estancia estarás aprendiendo mucho y disfrutando de historias maravillosas.

Son bastantes las consultas que surgen en torno a este tipo de viaje o excursión. Si estás organizando un paseo por sitios históricos en tus próximas vacaciones, no dudes en prestar atención a estos consejos.

Cumple las normas y fíjate dónde caminas

Presta atención por donde caminas, ya que cada movimiento que realices puede estar provocando un derrumbe en el futuro. Imagina que miles de personas pasan por el mismo sitio cada semana, mes o año. Las ruinas suelen tener muchos años de antigüedad y por ello son bastante frágiles, por lo tanto, ten cuidado por donde pisas, camina despacio y no se te ocurra correr o saltar.

Consejos para ir de excursión a ruinas antiguas. consejos para viajar a un sitio de ruinas. Viajar  por ruinas antiguas

© Depositphotos.com/slava296

Imagen 1. Uno de los tips para visitar ruinas antiguas es ser respetuoso con las señales y normas del lugar.

Al visitar ruinas antiguas seguramente habrá guías turísticos o personas que te indiquen qué hacer, pero sobre todo, que NO debes hacer. Es muy importante que cumplas las reglas y recomendaciones; puede que estén indicadas en un cartel, en una charla informativa previa o en un folleto que te entreguen en el ingreso.

Pasea sólo por los lugares permitidos, si bien las ruinas suelen ser propiedad del gobierno de un país y, por lo tanto, públicas, es preciso que te mantengas por los sitios autorizados. Esto quiere decir que no traspases barreras o marcas y quieras dirigirte a un lugar prohibido. Quizás haya peligro de derrumbe, estén investigando o por la riqueza en ciertos materiales las personas “comunes” no tienen permiso para pasar. Por ejemplo, en Pompeya sólo 12 de las 66 hectáreas están abiertas al público. El resto es estudiado por los arqueólogos.

Además de los carteles con recomendaciones, al visitar ruinas antiguas encontrarás señales de entrada y salida, y hasta circuitos prefijados. Muchas veces se ingresa por un lugar y se sale por otro para poder facilitar a las demás personas que ingresen o recorran sin problemas. Algunos recorridos son bastante extensos como para desandarlos.

¿Qué llevar al recorrer ruinas antiguas?

Es probable que la ruina o zona arqueológica se encuentre a varios minutos o kilómetros del centro de la ciudad más próxima, y que no sea un lugar con demasiados árboles o espacios a la sombra. Además, estarás caminando entre construcciones con cierta dificultad para subir, bajar, etc. Entonces, es muy importante que te apliques factor de protección en la piel, que lleves gorro y gafas de sol, uses ropa liviana y fresca, y sobre todo, que bebas mucho líquido para poder hidratarte.

Si pasarás todo el día visitando el lugar, también sería bueno que empaques una fruta, una barra de cereal o lo que te sirva para estar hidratado. Evita comidas pesadas o saladas.

Uno de los tips para visitar ruinas antiguas tiene que ver con el bolso que tengas al momento de ingresar en el sitio histórico. En muchos de ellos no te permiten entrar con mochilas muy grandes por precaución de que rompas algo (o te quieras llevar algo de souvenir). Por lo tanto, empaca lo imprescindible para tu estancia. Además de la protección para el sol y la comida, puedes llevar la cámara de fotos y un abrigo por si refresca.

En cuanto a la ropa, debe ser lo más adecuada posible para el nivel de dificultad del paseo, las horas que pasarás en el lugar y la época el año. Es imprescindible que el calzado sea adecuado y cómodo. No olvides que caminarás mucho y quizás tengas que subir peldaños, escalar pequeños montes, estar parado varias horas, etc. Evita todo lo que deje al descubierto tus dedos o que no se ajuste al pie, porque puedes lastimarte y estar incómodo todo el día.

Respeta todo lo que ves

Probablemente la ruina que visites sea importante para la cultura local, un punto sagrado o con gran significado para la historia. Por lo tanto, es preciso que seas lo más respetuoso posible con las estatuas, objetos, altares, dibujos o lo que encuentres a tu alrededor. Toma fotos, observa, comenta con tus compañeros, pero no hagas bromas o digas cosas que puedan ofender.

Por último, no olvides hacer un paseo en base a tus posibilidades físicas. Si tu sueño es visitar ruinas antiguas pero tienes problemas cardíacos, por ejemplo, quédate cerca de la entrada, no hagas esfuerzos, camina despacio y disfruta un recorrido corto.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para Visitar Ruinas Antiguas, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social