Cómo pedir descuento al comprar un producto

Aprendiendo a pedir descuentos al comprar

Los descuentos, las promociones y los beneficios, tres conceptos mágicos para los ahorradores y compradores conscientes. Y ahora tú también puedes ser parte de este exclusivo grupo de quienes saben aprovechar cada herramienta a su disposición.

Saber pedir un descuento es, según dicen, todo un arte. Pero, por fortuna, es algo que cualquiera puede aprender. Tan sólo debemos recordar que lo que estamos pidiendo es nada más que una atención: ni la tienda ni el vendedor están obligados a dárnoslos, por lo que debemos aprender a ser buenos merecedores.

El truco para pedir un descuento es olvidar la prepotencia, el mal humor, la altanería. Aunque tenemos técnicas a disposición (y las veremos más adelante), debemos solicitar los descuentos con respeto, con palabras agradables, con una sonrisa en el rostro y con un breve gesto de necesidad. Hazle saber al vendedor que en verdad te ayudaría mucho para tus finanzas tener esa pequeña baja en el precio, y él sabrá comprenderlo.

Solicitando descuento al comprar: la ventaja de la competencia

Hoy vivimos en sociedades con mercados saturados de opciones. Si quieres comprar una licuadora, en tan sólo dos o tres manzanas del distrito comercial tendrás quizás cinco, seis o más tiendas de electrodomésticos. Esto sin incluir los negocios online, los mercados de segunda mano, y las ventas hogareñas.

Las empresas saben que tienen competencia, por ello, cuando solicites un descuento y el vendedor se niegue a ello, menciona sutilmente que hay otras tiendas que quizás sí estén dispuestas a darte la rebaja.

No debes ser altanero, ni enunciarlo como un ultimátum. Simplemente di algo como “este precio es algo excesivo… mejor sigo visitando tiendas, a ver si logro encontrar un mejor precio”. Espera uno o dos segundos, y luego comienza a caminar hacia la puerta. Los vendedores suelen cobrar comisiones por sus ventas. Cuando el tendero vea tu disposición y tu respeto, seguramente te ofrecerá algún descuento o beneficio. Y si no lo hace, pues ya sabes qué hacer: ve a la siguiente tienda, y repite la operación si fuese necesario.

Cómo pedir el descuento

Para pedir el descuento, como vimos, debes ser cordial, respetuoso y certero en tus palabras. Comienza por analizar los productos ofrecidos. Si ves algo que te interese, pregunta por su precio. Luego, aunque el costo sea conveniente, pregunta si hay beneficios o descuentos. Puede ser por pago con tarjeta de crédito o débito, descuento por compra en fechas especiales; cualquier descuento. Esto hará saber al vendedor que tu presupuesto es limitado, y que puede que cambies de opinión.

Luego, si no hubiera descuentos fijos, hazle saber al vendedor que te gusta y te satisface ese elemento, pero que estás indeciso sobre comprarlo o no, debido exclusivamente a su precio. Así, el vendedor sabrá que es momento de ofrecer alguna ventaja, como una rebaja, o bien un beneficio como servicio técnico, garantía, o descuentos en futuras compras. Si el vendedor no lo hace, simplemente respira hondo, míralo a los ojos, y pregúntale si sería tan amable de hacerte algún descuento.

Si nada de esto funciona, recurre a la técnica de recordar a la competencia. Siempre conserva el respeto y el buen talante: nadie le hará descuento a alguien que se comporta como si fuese el dueño del lugar. Recuerda: cuando tú le dices al vendedor que él tiene competencia, tú también tienes “competencia” en compradores mejor predispuestos que tú, que podrían hacerse acreedores al descuento en lugar de ti.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para solicitar descuentos en nuestras compras, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social