Consejos para saber si un vino es bueno

El precio de la botella no siempre indica si un vino es bueno o malo. Hay muchos aspectos que debemos tener en cuenta para reconocer su calidad.

Consejos para saber si un vino es bueno

Cómo reconocer la calidad de un vino

Por Alberto Martínez, para Uvinum

A la hora de comprar vino, ya sea un tinto, blanco o rosé, no hay que fijarse tanto en el precio, ya que un mayor costo no siempre significa que va a ser mejor que el de al lado. Por ejemplo, un Viña Ardanza Reserva 2004 no necesariamente será mejor que un Luis Cañas Crianza 2010. 

El costo de las botellas se refiere al proceso de elaboración del vino. No se puede, o mejor dicho, no se debe entender como un indicador de calidad.

Cómo distinguir la calidad de un vino

Hay aspectos importantes a destacar para detectar la calidad de un vino, como el cuidado que recibieron las uvas en el viñedo, si hubo crianza o no en la botella, y cuánto tiempo el vino se guardó en la bodega. Además, hay que considerar los precios de los materiales, como las etiquetas, los corchos, la tecnología, la botella, etc., aspectos que marcarán el precio final del producto pero que no tienen nada que ver con la calidad del mismo.

Pero todas estas informaciones tampoco dicen si el vino es bueno o malo. Un vino joven es distinto de uno de reserva, y esto no quiere decir que este peor.

Para el aroma no hay recetas; la cata es algo subjetivo que cambia de persona en persona, y si se puede definir como una experiencia sensorial muy interesante, no se puede sacar reglas universales de este ejercicio.
No obstante, según algunas pautas generales, se puede decir de un blanco que debe tener una acidez fuerte, además de ser frutado e imprimir frescor en el paladar.

Para los tintos, la acidez no es tan bienvenida como en los blancos, salvo que sea un vino de guarda, para ayudar a la conservación. Pero en estas dos posibilidades, en los tintos no se debe encontrar aromas mohosos o rancios.

Un gran vino tiene algunas particularidades que ayudan en general a reconocerlos: se destaca un aspecto de cada etapa de su elaboración en la copa. También puede tener una nota herbácea, acompañado de un aroma frutal y floral y el aroma a vainilla o tabaco típico de la madera. Pero aún con estos índices, lo más importante sigue siendo que guste o no, y que de ganas de volver a probarlo.

La temperatura de servicio es variable. Aún los expertos no consiguen ponerse totalmente de acuerdo. Pero, se dice que es mejor enfriar los vinos blancos livianos como el Sauvignon Blanc y el Pinot Grigio a 10ºC, al tiempo que los blancos más densos criados en madera, como el Chardonnay o el Viognier, deberían estar a 12ºC.

"El costo de las botellas se refiere al proceso de elaboración del vino; no se debe entender como un indicador de calidad."

'

"La cata es algo subjetivo que cambia de persona en persona; es una experiencia sensorial interesante, pero no se puede sacar reglas universales de este ejercicio."