Consejos para reducir el consumo de electricidad en el hogar

El buen uso de los electrodomésticos es fundamental para que la factura de electricidad no sea tan abultada. Veamos algunos consejos al respecto.

Trucos para ahorrar electricidad en el hogar

Cómo ahorrar electricidad en el hogar

El gasto de electricidad de nuestro hogar es uno de los mayores enemigos a vencer en la lucha por lograr el ahorro y la economía doméstica. Podemos convertirlo en un aliado, eso sí, si tan sólo aplicamos algunos trucos y consejos sabios que nos permitan minimizar el consumo de electricidad desde múltiples puntos.

Reemplaza las lamparillas por lámparas de bajo consumo, y optimiza del mismo modo los artefactos del hogar. Si compras nuevos electrodomésticos, asegúrate de que se trate de elementos de funcionamiento inteligente y de consumo reducido. Luego, al ponerlos en marcha, establece los programas adecuados para que el artefacto acomode su funcionamiento según los detalles específicos de la tarea a mano.

Cómo ahorrar al usar los electrodomésticos

El primer consejo es usar los artefactos eléctricos que necesites, y nada más. Optimiza los usos: si te pasas el día con el computador encendido para trabajar, procura utilizar el mismo aparato para reproducir películas, ver vídeos, o incluso instala una placa de televisión para aprovechar tu pantalla o monitor en reemplazo del televisor convencional. Así optimizarás el consumo eléctrico con un solo aparato encendido.

"El primer consejo es usar los artefactos eléctricos que necesites, y nada más."

También programa tus artefactos para un uso responsable y eficiente, optimizado. En el caso del ordenador, establece un método de ahorro de energía. Mediante las opciones en el escritorio (la pantalla de base) establece el apagado automático del monitor luego de dos a tres minutos sin uso. Establece también el apagado o la hibernación del equipo completo con diez minutos de inactividad. Aprovecha los botones verdes o de hibernación automática. Así vayas al sanitario, presiónalos para dejar el aparato en inactividad. Puede que el aparato esté apagado por sólo algunos minutos, pero estos serán minutos de ahorro en el consumo eléctrico que, a la larga, serán significativos.

Utiliza tus manos en lugar de implementos eléctricos. En especial en la limpieza y en la cocina: barre a mano, y deja la electricidad para el uso inevitable de la aspiradora. Tritura a cuchillo y deja el uso de la procesadora para cuando en verdad lo necesites. Prioriza las cocciones a gas en lugar de usar artefactos eléctricos, para ver un consumo significativo en tu factura del servicio.

Con estos trucos, y algunos más, vas a poder ahorrar mucho dinero en electricidad. Hoy más que nunca, con las incipientes subas en las tarifas de este servicio indispensable para la vida moderna, es el mejor paso a dar.

"Utiliza tus manos en lugar de implementos eléctricos. En especial en la limpieza y en la cocina."