Cómo planificar la comida para ahorrar

Organizando la comida de la semana

La planificación a la hora de preparar las comidas de la semana nos servirá para ahorrar tiempo y dinero. Si lo hacemos mensualmente será aún mejor, pero si no nos sentimos cómodos organizando con tanta anticipación, podemos reducirlo a un plan quincenal o semanal.

Para simplificar nuestro menú y no tener que pasar horas buscando nuevas recetas, podemos elegir para cada día de la semana un ingrediente básico. Por ejemplo, la cena de los lunes puede tener como base el arroz. A partir de esto, variaremos la forma en que lo servimos: un lunes puede ser con vegetales, al siguiente con alguna salsa, y así sucesivamente.

Procuraremos que el plan semanal contenga todo tipo de alimentos para que sea nutritivo y sano. Además, como lo hacemos con tiempo, podemos pensar en las mejores combinaciones, según el plan nutricional que sigamos.

Aunque trataremos de mantener nuestro plan simple, ya que no haremos comidas súper elaboradas (la planificación también nos permite elegir aquellas recetas que lleven menos tiempo de preparación), puede ser divertido incluir, una vez por semana o cada quince días, una comida completamente nueva. Podemos elegir platos étnicos para probar nuevos sabores.

Seguramente, cada miembro de la familia tiene su comida o postre favoritos. Procuraremos que el plan mensual incluya los placeres “gourmet” de cada uno, para que todos tengan “su día”. Los viernes suele ser un buen día para hacer de la comida una verdadera fiesta familiar.

Incluye cereales y granos, vegetales y frutas en todas tus comidas. Los cereales pueden estar presentes en el desayuno, acompañados con leche o yogur, o en algún pan integral para la hora de la cena.  Los vegetales, crudos o cocidos, pueden incluirse en cada una de las comidas de la semana. La fruta puede ser en forma de compotas, zumos, o simplemente con un poco de azúcar (o sin ella), en cualquier momento del día.

Beneficios de la planificación de comidas

Los beneficios de planificar el menú son varios. En primer lugar, como dijimos, ahorrarás tiempo: hay pocas cosas más agotadoras que tener que pensar, cada día, qué haremos de comer. Más aún si puedes preparar en un día varias comidas y guardarlas en el freezer, no podrás creer el tiempo libre que tendrás.

En segundo lugar, y no menos importante, ahorraremos dinero: no compraremos cosas innecesarias y no terminaremos tirando frutas o verduras que no usamos. Si compramos algo que no estamos seguros de usar, es conveniente conservar en el freezer: las frutas se pueden guardar cocidas en almíbar o compota, y las verduras blanqueadas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para planificar la comida semanal ahorrando tiempo y dinero, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social