Cómo mejorar el planchado para cuidar las prendas

Consejos de planchado

Quienes tienen buenos trucos de hogar conocen la importancia del buen planchado para preservar las prendas y aumentar su vida útil. Y el primer consejo es cuidar y mantener la plancha, para que la tarea sea siempre efectiva.

Mantenla limpia, en especial en la superficie de contacto con las prendas, utilizando aceite de oliva (para manchas y restos de almidón), con agua tibia y detergente (para manchas comunes) o con sal fina (para manchas y restos adheridos). Siempre coloca agua destilada o desmineralizada en el depósito, y utilízala en su temperatura adecuada, para un planchado impecable.

Divide la ropa a planchar según su material de composición. Esto te facilitará el planchado, comenzando siempre por las prendas que requieren menos temperatura, y finalizando por las prendas de lino, algodón o mezclilla, que requieren de mayor calor.

Para prendas con poliéster, plancha por el lado del revés (el lado interno) para preservarlas y evitar quemaduras. Si no estás seguro sobre la temperatura de planchado, lee bien la etiqueta de la prenda, o comienza a planchar en una temperatura baja y analiza si es efectiva, probando en un borde interno de la prenda.

Las prendas húmedas se planchan más sencillo, pues el vapor que se desprende afloja y acomoda las fibras. Si tu plancha posee depósito, utilízalo, de lo contrario, emplea un vaporizador independiente, con agua destilada o desmineralizada, incluso reforzada con unas gotas de alcohol medicinal para las arrugas rebeldes.

Si deseas marcar las rayas del pantalón, ruedos y dobladillos, recuerda hacerlo a la temperatura correcta, humedeciendo la zona y colocando un papel manteca, absorbente o papel de obra sobre el doblez, para que no aparezcan luego brillos indeseados.

Un buen truco para facilitar el planchado es enfriar la ropa justo antes de planchar. Si dispones del espacio, coloca la ropa seca dentro del refrigerador unos minutos antes. También procura tender la ropa al sol bien mojada, para que las fibras estén más estiradas. Si usas la secadora, dobla bien las prendas antes de llevarlas a esta máquina.

Recuerda que nunca debes planchar sobre estampados, botones y cremalleras. Si son metálicos, podrías dañar la plancha, y si son plásticos, se derretirían y dañarías la prenda. Cúbrelos con un pañuelo para preservarlos, y plancha por el revés con una tela o papel manteca por debajo y por encima de las zonas estampadas.

Pon en práctica estos trucos sencillos y evita malgastos y compras de prendas, preservando las propias por mucho más tiempo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para planchar correctamente y cuidar las prendas, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social