Evita malgastar tu bono de Navidad

Cómo aprovechar el bono de Navidad

Llega Diciembre y los empleados asalariados sonríen: es que junto con su sueldo este mes recibirán su aguinaldo, o su Bono de Navidad. Estos son incentivos económicos que las empresas que se preocupen por el bienestar de su personal (y cumpliendo con lo estipulado por las leyes) otorgan a cada uno de los miembros del plantel, facilitando las compras navideñas, los gastos vacacionales, o como un reconocimiento por las labores del año transcurrido.

¡No lo malgastes!

Quienes pasan el año ahorrando y deseando cometer gastos no incluidos en el presupuesto se enfrentan a una situación bastante particular: de repente cuentan con la suma deseada, y sienten la urgencia de salir a gastarla. ¡Detente! No malgastes tu dinero haciendo compras impulsivas, ni siquiera adeudadas.

Aquella vez necesitabas esa sierra caladora, pero lo cierto es que hoy sólo la deseas; hace meses tuviste problemas con el coche, pero ya lo solucionaste, no es necesario hacer el pago inicial del modelo más costoso sólo por tener hoy los billetes que lo respalden.

Al recibir tu Bono Navideño, analiza los gastos obligatorios que tienes y cumple con ellos. Si tuvieras deudas percibidas a lo largo del año, sáldalas en lugar de adquirir otras nuevas. Sabemos que nos gustaría más comprar ese par de botas soñadas que vimos en la vidriera, pero si lo haces sólo estarás caminando con más estilo a negociar la deuda que aún conservas, y que sigue sumando intereses.

Piensa antes de gastar el bono navideño

Ya tienes tu Bono, saldaste deudas, cumpliste con tus obligaciones, y te has quedado con un pequeño resto. Ahora puedes tomar dos caminos diferentes. Ahorrarlo o invertirlo, colocándolo a plazo fijo, comprando acciones o adelantando cuotas de la compra de tu terreno o automóvil. Claro, también puedes salir a gastarlo.

Aunque la primera es la elección más cauta y responsable, la verdad es que muchos nos dejamos convencer por las urgencias, y tomamos el segundo de esos senderos. Es que vivimos en un entorno que nos tiene absolutamente convencidos de que los bienes nos dan felicidad. Y no vamos a entrar en la filosofía del asunto, porque todos somos igualmente conocedores de la sonrisa que se dibuja en nuestro rostro cuando lucimos ese vestido nuevo, o cuando paseamos en nuestro coche reluciente. No decimos que no debas usar tu dinero para comprar, sino que recorras ese sendero a plena conciencia.

Sé un comprador eficiente y astuto. Analiza las ofertas, utiliza cupones, busca el mejor paquete y los mayores beneficios por tu dinero. No lo gastes tan sólo por tenerlo allí en tus bolsillos. En lugar de eso, haz lo que has estado haciendo a lo largo del año: cuídalo, ahórralo, úsalo con inteligencia, pues será lo que te de bienestar más adelante y te permita sentirte más liberado con tus obligaciones.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para no malgastar el bono extra de Navidad, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social