Cómo limpiar y mantener las alfombras

Consejos para limpiar y mantener las alfombras

A la hora de aportar calidez, diseño y color a los pisos de nuestro hogar, no hay nada mejor que una alfombra. Sin embargo, pueden convertirse en un gran problema a la hora de mantenerlas limpias, ya que esta tarea suele tomar mucho tiempo y esfuerzo.

Teniendo en cuenta un par de simples consejos, podremos lograr que nuestras alfombras se vean como nuevas siempre.

Mantener las alfombras en buen estado

En primer lugar, y a pesar de la limpieza, es muy importante que rotemos nuestras alfombras al menos dos veces al año, así retardaremos su deterioro y evitaremos que se debilite su textura debido al continuo tránsito.

Por otro lado, es necesario saber que las alfombras pierden la intensidad de los colores y el brillo con el paso de los años, generalmente a causa de la luz del sol que decolora las fibras de las mismas. Una solución a este problema puede ser mantener las cortinas cerradas en los horarios en que los rayos del sol son más fuertes, si dan en forma directa sobre la alfombra.
Otra opción, si no queremos optar por vivir en penumbras, es sumergir nuestras alfombras en agua caliente y sal, y agregar una pequeña cantidad de amoníaco a la mezcla: así lograremos intensificar el color de las fibras y preservarlas de la decoloración.

La limpieza de nuestras alfombras

Al momento de limpiarlas, debemos tomar precauciones suficientes como para no dejar nuestras alfombras en condiciones peores a las que se hallaban.

En primer lugar, debemos pasar una aspiradora barredora a diario. Este tipo de aspiradoras son específicas para el mantenimiento de alfombras, ya que aspiran, cepillan y “levantan” las fibras de las mismas.

Para evitar la aparición de manchas, podemos colocar un felpudo en la entrada de nuestra casa, de modo tal que la suciedad de las suelas de nuestros zapatos no llegue a la alfombra. Pero, si la mancha ya ha sido ocasionada, lo mejor será actuar con velocidad, ya que si permitimos que se asiente la suciedad, se fijará en el tejido y su eliminación será más complicada.

Si nuestras alfombras se manchan con cualquier clase de líquido, lo mejor será recurrir al uso de una toalla, un papel o un paño seco para poder absorberlo con rapidez. En el caso de que las manchas sean de grasa o comida, debemos frotar la alfombra con agua, detergente y vinagre, para luego dejar secar completamente.

Quitar marcas de muebles en las alfombras

Otro problema frecuente se ocasiona al colocar muebles sobre las alfombras, ya que el peso de estos terminará aplastando y estropeando las fibras. Lo mejor sería correrlos unos centímetros, cada cierto tiempo, para no apelmazar las alfombras.

Si pese a todos los recaudos tomados han quedado marcas de muebles, sólo debemos colocar un cubito de hielo en el sector maltratado, y al día siguiente, veremos cómo la alfombra habrá recobrado su forma original.

Teniendo en cuenta estas simples sugerencias, podemos lograr que nuestras alfombras se mantengan en buen estado por más tiempo, y se vean tan lindas como el primer día.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para mantener las alfombras como nuevas, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social