Trucos para limpiar metales y vidrio

Cómo limpiar superficies metálicas

Las superficies metálicas incluyen materiales como hierro, oro, plata, cobre, acero inoxidable, aluminio y latón. Es muy común que se oxiden debido a la acción del aire, por lo que debemos proceder a limpiarlas con limpiadores especiales para cada tipo de metal, o usar el truco casero de verter bebida cola sobre ellas para contrarrestar el efecto del óxido. Seguidamente, debemos dejar que la superficie se seque, y pulirla con un paño.

Cómo limpiar superficies de vidrio

En el caso de la limpieza de vidrios debemos tener en mente varios factores determinantes que influirán en esta tarea, como los productos de limpieza, el clima y el tamaño de nuestras ventanas.

Los elementos que necesitaremos para limpiar nuestros vidrios son ordinarios y fácilmente adquiribles como toallas de papel, hojas de periódicos, paños de algodón o esponjas, en el caso de que la superficie a limpiar sea mediana o pequeña. Si se trata de ventanas más grandes, podemos optar por un secador de vidrios. Además, necesitaremos una esponja o paño, un balde con agua y un detergente lavavajillas para completar el set de limpieza.

En relación al clima, lo mejor es elegir los días fríos o nublados. Además, conviene lavar los vidrios a la sombra, y a primera hora de la mañana, ya que la humedad no ayuda. Nunca debemos realizar esta tarea en días ventosos o muy calurosos.

Limpieza de vidrios según el tamaño

Según el tamaño del vidrio a limpiar, podemos optar por diferentes métodos. En el caso de ventanas pequeñas, lo ideal es pasar una esponja mojada sobre la superficie y secarla con rapidez con un paño o papel tissue, intentando que la suciedad eliminada no quede en el paño y regrese a la ventana.

Para ventanas medianas o grandes, lo mejor es proceder a un lavado normal y usar un secador de vidrios, ya que si utilizamos el método anterior nunca lograremos conseguir que queden totalmente limpios.

En todos los casos debemos llenar un balde con agua hasta la mitad, y luego incorporar dos cucharadas soperas de detergente. Limpiamos con la esponja embebida en esta mezcla y, de inmediato, secamos con una hoja de periódico o toalla de papel, hasta que quede completamente seco y con brillo. Tengamos en cuenta que, mientras más mojado se encuentre el vidrio, será más fácil su secado y, además, evitaremos rayarlo. Sin embargo, si quedan rayas o marcas debemos usar una toalla de papel o un periódico, y arrugarlos en forma de bola. Al pasar el papel por el vidrio absorberá completamente el líquido, eliminando cualquier tipo de marcas visibles.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Consejos para limpiar superficies de metal y vidrio en el hogar, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social