Trucos para limpiar mármol, azulejos y maderas

Tips de limpieza para el hogar

Limpiar la casa y mantenerla ordenada es un trabajo diario que requiere de tiempo y ganas.

Debemos tener en cuenta que no todas las superficies a limpiar son iguales, por lo que es necesario que utilicemos el producto adecuado para cada una, y para cada tipo de suciedad en particular.

Trucos para limpiar los azulejos

Comenzaremos con los azulejos, que son una de las superficies más difíciles de limpiar, debido a su fragilidad. Una de las formas más eficaces de hacerlo, si son satinados, es con un paño humedecido en agua tibia o caliente. Así removeremos la suciedad sin provocar ningún efecto nocivo en el material o en las juntas. En caso de que la superficie no se encuentre barnizada, es aconsejable aplicarle una capa de sellador para su protección, y para una limpieza más fácil y eficiente.

Otra alternativa es limpiarlos con un compuesto de agua y vinagre, pero debemos tener mucha precaución al utilizar esta mezcla, ya que puede llegar a manchar o cambiar el tono de algunos tipos de azulejos no vítreos. También podemos usar productos específicos para la limpieza de azulejos, siempre atendiendo a las indicaciones y recomendaciones de uso que figuran en las etiquetas.

Cómo limpiar el mármol

Otra superficie muy delicada es el mármol. Debemos tener cuidado de no estropearlo o rayarlo con el uso de productos de limpieza que contengan compuestos ácidos. Además, tengamos en cuenta que las manchas penetran con mayor rapidez en el mármol que en otro tipo de superficies, debido a la textura porosa del mismo. Lo ideal para mantenerlo en buen estado es pulirlo con una tela suave, y darle brillo con algún producto específico, al menos una vez por mes.

Consejos para la limpieza de maderas

En cuanto a la madera, debemos diferenciar las de “poro abierto” y las de “poro cerrado”. Las maderas de interiores son las denominadas de “poro cerrado”, casi siempre están barnizadas, y presentan al menos dos acabados; además, son más lisas y uniformes. Para este tipo de superficies, es conveniente utilizar productos limpia muebles o ceras para su limpieza y lustre.

En el caso de las maderas de exterior, o de “poro abierto”, poseen una apariencia más natural y rugosa, y resisten durante más tiempo las inclemencias de la naturaleza. No suelen estar barnizadas, por lo que podemos limpiarlas con algún producto jabonoso o un detergente poco líquido.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para limpiar diversas superficies del hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social