Cómo ahorrar en el uso de tu nevera

La heladera es uno de los artefactos eléctricos del hogar que presenta un funcionamiento continuo, y con justa razón. Sabemos que el motor funciona con mayor potencia cuando el interior de la nevera pierde su frío, y necesita recuperarlo. Por ello, vayan algunos consejos para optimizar el uso de tu nevera, sin gastar de más, y con la mayor eficiencia.

Consejos para un uso adecuado de la heladera

El uso de la nevera debe ser medido. Su función no es la de guardar elementos, sino la de conservar aquellos alimentos que requieren de cierto frío. Por ello, la temperatura del interior de la nevera debería mantenerse entre 5°C y 7°C, ni más ni menos que eso. Cuando colocas un elemento o alimento dentro de la nevera, este modifica la temperatura interna, por lo que debes evitar colocar elementos calientes dentro del refrigerador o cuya temperatura supere a la del ambiente.

Abre la heladera para retirar o colocar algo dentro, y ciérrala posteriormente, presionando un poco la puerta para asegurar su hermetismo. No dejes la puerta de la nevera abierta mientras organizas o acomodas, ni tampoco mientras analizas su contenido o piensas qué puedes cocinar. Esto sólo hará que se pierda el frío interno, forzando al motor a un mayor funcionamiento.

La ubicación de los alimentos dentro de la nevera

Para que la heladera funcione de modo optimizado, evita llenarla en demasía. No guardes alimentos y elementos que no requieran frío, pues estos “quitarán” frío a los que sí lo necesitan, demorando el proceso.

Acomoda los elementos de modo de optimizar la apertura de la puerta de la nevera. Mantén los alimentos y elementos de mayor uso en los estantes superiores, y más adelante, para así manipularlos más fácilmente.

Para mejorar tu uso de la heladera, aprovecha sus espacios designados. Recuerda que la zona inferior (donde se suele ubicar el cajón de las verduras) es la de mayor frío, siendo adecuada para conservar carnes frescas y otros; mientras que la superior es la apropiada para alimentos y bebidas que requieren de menor temperatura. La puerta es el sector más cálido del interior de la nevera, siendo así adecuada para condimentos, huevos,  mermeladas y otros semejantes.

Si la nevera no posee más que simples estanterías, procura determinar qué tipo de alimento irá en cada una. Esto te ayudará a mantener un orden mucho más específico, y hará que retirar algo de la nevera sea cuestión de un segundo, y no más.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para hacer un uso adecuado de la heladera, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social