Cómo ahorrar en la higiene personal

Trucos para ahorrar en productos de higiene personal

El ahorro en el hogar es una actividad que incorporamos a diario, a todo momento y desde todos los puntos de vista posibles. Y el aseo personal es también una muy eficaz fuente de ahorros, si sabemos aplicar los consejos adecuados, como los que veremos a continuación.

Ahorrando agua

El ahorro de agua es esencial, no sólo por economía, sino también para evitar el desperdicio de este valioso elemento. Puedes cuidar de la Naturaleza y ahorrar al mismo tiempo si te duchas en lugar de usar la bañera, y también si lo haces de manera eficaz.

Al ingresar a la ducha, moja tu cabello y aplica el shampoo. Masajea, luego enjuaga, y aplica el acondicionador. Mientras actúa, enjabona tu cuerpo y aplica los productos deseados: esta es una buena manera de optimizar el tiempo del baño. Si lo prefieres, cierra el agua mientras te enjabonas, para ahorrar. Recuerda también cerrar el grifo mientras cepillas tus dientes.

Ahorro en productos para la higiene del pelo

El shampoo debe ser aplicado en pequeñas cantidades. Primero sobre el casco, distribuyendo y masajeando, y luego distribuyendo al resto del cabello. Usar mucho shampoo no sólo te hace desperdiciar producto y perder dinero, sino que tampoco es efectivo en la limpieza del pelo. Es preferible usar dos pequeñas porciones de shampoo en dos lavados, en lugar de sólo un lavado con demasiada cantidad.

El acondicionador necesita actuar sobre el cabello. Coloca una pequeña porción en tu mano, distribuye en ambas palmas, y aplica al largo. Deja actuar, y luego cepilla para desenredar. Recién allí puedes enjuagar. Evita usar demasiado producto, pues dejaría tu pelo pesado y malgastarías producto.

Puedes mejorar el poder de belleza de tu acondicionador si le agregas a la botella una cucharadita de vinagre blanco o de alcohol, que ayudará a desenredar el cabello y lo dejará con un brillo inigualable.

Los cepillos del cabello deben comprarse en función de sus usuarios. Si tu cabello es largo y rizado, utiliza tus dedos, que serán el mejor elemento de peinado y cuidado. Para eliminar los pelos atrapados, raspa el cepillo con un peine de dientes finos. También puedes sumergirlo en agua muy caliente con un poco de amoniaco, y enjuagar bien antes de usar, para tenerlos siempre limpios y en condiciones, evitando comprar otros nuevos periódicamente.

Ahorra en el uso del jabón de tocador

El jabón de tocador debe ser aprovechado hasta la última gota. Puedes crear nuevos jabones con los restos que van quedando, fundiéndolos a baño de María, o usarlos para tallar tus talones, colocándolos dentro de un viejo calcetín algo percudido. Ve colocando todos los restos para tener siempre tu tallador en condiciones, y aprovechar el producto hasta el último gramo.

El cepillo dental

No compres los novedosos cepillos con herramientas y capacidades que en verdad no uses. El cepillo común, de 1,5 cm de longitud, es suficiente para limpiar los dientes de manera más que apropiada.

Al lavarlos, cepilla durante dos a tres minutos en movimientos pequeños, cubriendo toda la superficie de tu dentadura, paladar y lengua. Utiliza no más de un centímetro de crema dental para evitar el desperdicio, y complementa si prefieres con enjuague bucal e hilo dental para una limpieza económica y más que apropiada.

Polvo pédico

También puedes ahorrar en la compra de polvo pédico. En lugar de costosos talcos de marcas comerciales, lava bien tus pies en la ducha, sécalos adecuadamente, usa siempre calcetines limpios y secos… y desodoriza tu calzado, cuidando de tus pies, espolvoreándolos por la noche con bicarbonato de sodio.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para el ahorro en productos de higiene personal, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social