Cómo ahorrar agua en el baño

Ahorra agua… incluso en la ducha

El ahorro de agua es una verdadera necesidad en el hogar. En muchos países no existe un cobro por consumo, sino un cobro por cuota mensual fija. En otros países y hogares, el agua utilizada en casa se cobra según su monto de consumo. Pero en ambo casos, el ahorro del agua excede el gasto en dinero, y se transforma en una necesidad para proteger nuestro principal medio de subsistencia.

En el hogar hay muchos puntos de gasto de agua. La cocina es uno de ellos, al igual que el jardín con el agua de riego. Sin embargo, el principal consumo de agua en el hogar se da en el cuarto de baño. Dentro del mismo, los dos focos de consumo de agua principales son la taza (mediante las descargas sanitarias), y la ducha.

Hay muchas formas en las que podemos reducir el gasto excesivo de agua en la ducha. Las interminables duchas son realmente agradables y reparadoras, y nos ayudan a aliviar los músculos cansados y a revitalizar nuestro cuerpo y bienestar. Sin embargo, se trata de una actividad que requiere de un gran consumo de litros y litros de agua, que debemos prevenir y evitar.

Duchas cortas para ahorrar agua

La ducha diaria es necesaria, para el bienestar y la higiene personal. Por ello, es necesario realizar duchas eficientes, para evitar el consumo excesivo de agua. Una manera de es abrir el agua cuando ya estamos en condiciones de ingresar a la ducha, evitando que corra sin cesar. Pero claro, quienes tienen el calefón o el termotanque lejos del cuarto de baño deben esperar unos minutos hasta conseguir agua caliente en la ducha. En este caso, abre el agua, y mientras te preparas ve tanteando al instante para que, apenas salga a buena temperatura, ingreses debajo del chorro sin demorar un segundo de más.

Toma duchas cortas y efectivas. Si lavar tu pelo conlleva muchos minutos, cierra el paso del agua, aplica shampoo o acondicionador, masajea tu cabello y cuero cabelludo, y cuando ya estés listo para enjuagar, vuelve a dar paso al agua. Esto, aunque se trate de unos pocos segundos, hará un enorme ahorro y prevención de consumo innecesario de agua. Puedes hacer lo mismo al enjabonarte el cuerpo, o al aplicar productos de cosmética.

Hay baños de crema y productos capilares que han de colocarse luego de lavar el cabello, para luego enjuagar. En este caso, también debes cerrar la ducha, y dejar que el producto actúe los minutos necesarios. Si ya has finalizado con tu ritual de higiene, puedes secar tu cuerpo mientras el producto actúa, para enjuagarlo luego llevando la cabeza hacia delante, sin mojar nuevamente tu cuerpo, de modo tal de no tomar frío en el proceso de espera.

Otros consejos para ahorrar agua en uso del baño

Finalmente, no olvides los demás consejos de ahorro de agua en el cuarto de baño: no cepilles tus dientes con el agua corriendo, no dejes abierto el paso de agua mientras realizas otras tareas (como peinarte, aplicar cremas e incluso enjabonar tus manos) y procura hacer un uso apropiado de la taza, sin hacer el desagote del tanque simplemente para eliminar algún residuo o el papel tissue con el que te retiraste el maquillaje. Mejor, deposítalo en el cesto de residuos, y cuida del agua, que es tan importante para la vida misma.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para consumir menos agua al usar el baño, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social