Consejos para conducir con nieve

Cómo conducir en invierno

Con la llegada del frío, la nieve y el hielo, el acto de conducir puede convertirse en un peligro si no tenemos en cuenta algunas pautas de seguridad y conceptos básicos al transitar sobre este tipo de suelo.

Para que no ocurran accidentes, lo más recomendable es evitar conducir cuando las condiciones climatológicas sean muy peligrosas. No obstante, esto no es siempre posible, ya que por trabajo o diversas razones tenemos que desplazarnos hacia otros sitios.

Por ello, presta atención a los siguientes consejos para viajar en invierno.

Revisar el estado de los neumáticos

Los neumáticos son el único contacto entre el vehículo y la carretera, y por ello tenemos que prestar especial atención a su estado. Los que estén muy gastados, con grietas por el paso del tiempo o pequeñas roturas por haber pasado por zonas inadecuadas, deben ser sustituidos inmediatamente.

Por otra parte, es imprescindible disponer de unas cadenas para ruedas adecuadas que nos permitan salir de una situación en la que, de otra forma, no podríamos mover el vehículo.

Mantener las lunetas bien limpias

Si llevamos las lunetas suficientemente limpias gozaremos de una mayor visibilidad, pero no sólo debemos cuidar éstas, sino también los faros y las matrículas del coche, ya que con el exceso de nieve pueden acabar cubiertas y nos volveremos invisibles para el resto del tráfico.

Provisión de combustible y energía

Cuando circulamos por carreteras con nieve siempre debemos tener el depósito de combustible lo más lleno posible, ya que si nos encontramos con un imprevisto y nos vemos obligados a pasar la noche, contaremos con la energía suficiente para mantener el interior del coche a una temperatura adecuada.

Recuerda que si encendemos los aparatos eléctricos del vehículo sin estar éste en marcha, es posible que agotemos las batería y nos veamos en un riesgo aún mayor.

Elementos necesarios al viajar con nieve

Nunca sabemos lo que puede pasar, así que siempre deberemos tener ropa de abrigo en el coche en caso de que necesitemos bajarnos por cualquier motivo.

En primer lugar, la ropa que llevamos encima debe abrigarnos bien y protegernos de la humedad, en especial si tenemos que salir. Pero también es importante disponer de ropa seca y caliente dentro del vehículo por si necesitamos cambiarnos en algún momento del viaje.
Además de chaquetones, camisetas y pantalones, hay que considerar las bufandas, guantes, gorros y calzado grueso.

Otra buena idea es la de tener siempre al menos un saco de dormir dentro del vehículo; de esta forma conseguiremos mantener el cuerpo caliente durante horas en caso de que nos encontremos retenidos y que no podamos avanzar. También es recomendable llevar almohadas inflables.

En caso de que tengamos que detenernos en algún sitio, es bueno permanecer con la radio encendida para estar informados de cambios en el tiempo o posibilidades del lugar en el que nos encontremos. Aquí será útil una radio con pilas, ya que dura muchas horas encendida y no necesitaremos gastar energía de la batería. Además, si disponemos de un GPS podremos buscar rutas alternativas, así como lugares donde poder refugiarnos en caso de que sea necesario.

Si el viaje que vamos a realizar es muy largo, es conveniente disponer de algunas herramientas, como palas, hornillos para calentar, sobres de sopa, agua y otros alimentos; linternas, cargador de móvil y todo aquello que podamos necesitar en caso de tener que pasar muchas horas expuestos al frío. Incluso, es conveniente llevar alguna garrafa con combustible.

El vehículo más adecuado para viajes con nieve

Aunque esto es un concepto más amplio, dependiendo de la frecuencia en que nos veamos obligados a enfrentarnos a este tipo de condiciones, es importante que elijamos el coche más adecuado a nuestras necesidades.
Por ejemplo, los coches de tracción trasera pueden ser muy peligrosos en este tipo de climatología. Lo ideal son los de tracción delantera y, mejor todavía, los de tracción total.

También es útil que cuente con un buen maletero para almacenar todas las cosas que hemos comentado por seguridad.

Los neumáticos deberán adaptarse también al tipo de carretera por la que circulamos.
Además, la capacidad del tanque de combustible también puede ser un factor importante; cuanto mayor sea, más tiempo podremos mantener el motor encendido para calentarnos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para conducir con nieve, te sugerimos que visites nuestra sección Educación vial.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social