Cómo ahorrar al cocinar alimentos

Evitar gastos extra durante la cocción de los alimentos es posible, y además, es sumamente recomendable para procurar una economía hogareña adecuada y apropiada.

En lo que respecta a los métodos de cocción, debés procurar los más adecuados para cada alimento, de modo de no malgastar recursos y, al mismo tiempo, asegurar una cocción pareja y deliciosa.

Cómo ahorrar cocinando en el horno u hornallas

El horno debe estar precalentado a la temperatura adecuada. Diez minutos serán suficientes para precalentarlo, siempre y cuando evites abrir la puerta durante este período. Del mismo modo, la temperatura del horno disminuye marcadamente cada vez que abres la puerta. Por ello, una vez dentro la comida, procura mantener la puerta bien cerrada, presionada si fuera necesario, para evitar fuga de calor.

La temperatura del horno se mantiene durante mucho tiempo después de apagar la fuente de calor. Aprovecha esta temperatura para preparar más de un plato, o bien apagá el horno unos minutos antes de que se cumpla el tiempo indicado, para aprovechar este calor extra.

En los calderos (también conocidos como hornillos u hornallas) también podemos asegurar un consumo eficiente, ya sea del gas o de la electricidad, según sea la metodología de cocción de tu artefacto de cocina. Asegurate de mantener los quemadores siempre limpios, ya que los restos de alimentos perturban la distribución del calor.

Reducir el tiempo de cocción

Para calentar líquidos o cualquier elemento de cocción, usa las tapas de ollas para recubrir las superficies. Esto asegurará una temperatura pareja en las superficies de cocción, minimizando el tiempo de calentado. También usa las tapas colocadas dejando una abertura en el costado, para reducir (a veces a la mitad) el tiempo de cocción, y así minimizar el consumo de recursos. También asegura que los alimentos se encuentren a la temperatura adecuada antes de llevarlos a cocción.

Aprovechando la llama, disminuimos en consumo

Asegurate de que el tamaño de la llama sea el adecuado. Si las llamas superan la base del elemento de cocción, entonces hay mucho calor que está siendo desaprovechado. La llama siempre debe quedar un mínimo de dos centímetros por dentro de la superficie que ocupa la base de la olla, el jarro, la sartén, o lo que vayas a utilizar en la cocción de tus platillos. También utiliza ollas y elementos gruesos, de doble fondo, para reducir los tiempos de cocción.

Con estos sencillos consejos vas a poder ahorrar en los métodos de cocción de los alimentos. Así, también, podrás evitar el uso del microondas, del horno eléctrico y de otros elementos de altos consumos energéticos. Y no te pierdas los consejos sobre el ahorro en lo que respecta a los ingredientes, aquí en este portal.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para cocinar la comida y ahorrar en gastos y recursos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social