Consejos para ayudar a los niños a vencer sus miedos

Es normal que los niños tengan miedos, especialmente a partir de los 4 años de edad. ¿Cómo ayudarlos a superar sus temores?

Cómo ayudar a los niños con miedo

Los miedos infantiles

Los miedos infantiles son una parte importante de su proceso de desarrollo. Aparecen aproximadamente a los 4 años de edad, que es cuando el pequeño comprende el mundo que lo rodea, y crea asociaciones mucho más a conciencia.

Aunque preferimos que nunca sufran de miedo alguno, su existencia es una clara señal de madurez cognoscitiva, y eso es una parte importante de la vida de todo niño.

Consejos para ayudar a los niños a vencer sus miedos
Los miedos infantiles son una parte importante de su proceso de desarrollo

¿Qué son los miedos?

Los miedos son señales de la proyección de ideas, y de la comprensión de causas y consecuencias de las acciones. Si en la familia hubiera situaciones que los justifiquen, entonces será mucho más fácil procesarlos. Por ejemplo, si papá y mamá están atravesando un proceso de separación, incluso un divorcio, es habitual que los niños desarrollen miedos y angustias relacionados, aunque no de demostración directa. El ver a papá cada cierta cantidad de días, o la mera idea de que “papá dejó de querer a mamá” (muy habitual en los niños), se traduce en sus mentes como “¿qué sucede si me deja de querer a mí? ¿Dejaré de ver a papá?”.

Por otro lado, aparecen en esta edad los miedos de los procesos naturales. Las angustias de separación cuando vayan a la escuela y estén lejos de su familia, el miedo a perder a sus mascotas, o también el miedo a la muerte, pues ya comienzan a comprender el ciclo de la vida.

Cómo se manifiestan los miedos en los niños

En casos más agraciados, el niño demostrará o expresará claramente a qué le teme. Pero lo cierto es que, en la mayoría de los casos, estos temores se manifiestan en la forma de cucos, demonios, zombies y fantasmas ocultos en sus sitios seguros, como en la habitación (debajo de la cama, dentro del armario) o en los compartidos con el objeto de su afecto (en el coche, en la oficina).

Cómo ayudar a un niño con miedo

Durante esta etapa es importante permitir la completa y abierta expresión en los niños. Ya sea en charlas, inventando historias o juegos, o bien en dibujos y creaciones, pues allí afloran esos sentimientos. La mera representación en papel es una manera de lidiar contra el temor, de darle una forma, y es lo que los mayores podemos usar para “des-demonizar” al miedo. Señalar en el dibujo que se nota como un monstruo muy feroz, pero luego dibujarle una nariz de payaso y un sombrero gracioso, lo que ayudará al niño a comprender que puede vencerlo y convertirlo en motivo de gracia.

Evita las películas e historias cargadas de ogros, y las situaciones violentas en su entretenimiento. Cuando proponga juegos de ogros, acepta y rápidamente conviértelo en una historia de héroes que los vencen. Luego, por la noche, dialoga con tu hijo sobre lo que supones que es el motivo de su temor. En poco tiempo habrá conquistado sus miedos, viviendo una infancia mucho más placentera.

"Los miedos aparecen aproximadamente a los 4 años de edad, que es cuando el pequeño comprende el mundo que lo rodea."

'

"En la mayoría de los casos los temores se manifiestan en la forma de cucos, demonios, zombies y fantasmas ocultos en sus sitios seguros."