Consejos para Atender un Negocio

Consejos para Atender un Negocio

Si nos ponemos a pensar de qué manera se esforzaban por atender un negocio hace algunos años atrás, nos daremos cuenta que todo ha cambiado. En la actualidad, el tiempo que los clientes pasan dentro de la tienda es el mismo, pero en lugar de entablar conversaciones con el vendedor, prefieren buscar por sus propios medios los artículos.

Otra de las diferencias que se pueden analizar es el hecho de que antiguamente una persona que atendía un negocio lo hacía con total pasión, y eso se notaba en la dedicación que ponía ante cada nuevo consumidor que entraba por la puerta. Hoy se han estandarizado mucho procesos y las personas primero se fijan en Internet las características del artículo antes de ir a la tienda a comprarlo (si es que no lo compran online).

Cómo atender a un cliente cuando ingresa al negocio. Claves para una buena atención hacia los clientes. Aprende cómo atender un negocio

© Depositphotos.com/kalinovsky

Imagen 1. Entre los tips para atender un negocio, no debemos olvidar la dedicación personalizada.

La venta no es un negocio fácil, ni antes ni ahora. Entonces, es necesario aprender de qué manera no sólo atraer a los clientes, sino también ofrecer un servicio acorde a sus exigencias y necesidades. De esta manera, tendremos una gran posibilidad de que la clientela regrese.

7 tips para atender un negocio

Los siguientes consejos para atender un negocio te ayudarán a ofrecer un excelente servicio a las personas que ingresan a tu tienda:

1. Logra la satisfacción total de los clientes

Pero no en general, sino en particular. Es decir, trata de que cada uno salga del negocio con una gran sonrisa. Es un poco difícil alcanzar el 100% de satisfacción, pero vale la pena intentarlo. Los clientes son la única razón por la cuál abres las puertas de tu negocio a diario. Sin ellos, no existiría la tienda, ni el dinero, ni los productos. Entonces, ¿no vale la pena esforzarse y ofrecer lo que ellos necesitan?. Las tareas extra como la contabilidad, pueden esperar.

2. Deja tu vida personal en casa para una buena atención

No lleves los problemas privados contigo, esa no es una buena manera de atender un negocio. Los clientes no tienen la culpa de la pelea que tuviste con tu esposa o con tu suegra, tampoco que no hayas pagado la hipoteca o que el tráfico sea un desastre y hayas llegado tarde. No todos los días podemos sentirnos de maravillas, sin embargo, el cliente al ingresar en la tienda no tiene que darse cuenta qué es lo que te ocurre. Una vez que abres el negocio o que ingresa alguien, esboza tu mejor sonrisa y al mejor estilo Freddy Mercury, di “Show must go on”.

3. Saluda de manera personalizada

Puede que no sepas el nombre o el apellido de cada persona que ingresa en el local, no es necesario que los llames de manera cariñosa tampoco, simplemente, un saludo mirando a los ojos es suficiente. No olvides uno de los tips para atender un negocio más importantes: cada cliente se merece un buen recibimiento y una atención acorde.

4. No hagas conjeturas por la apariencia del cliente

Puedes llevarte más de un engaño. Podrás perder muchos negocios si tratas a la persona por cómo viste o la edad que tiene, por ejemplo. Simplemente por el hecho de que alguien no luzca como te gustaría que fuera el cliente ideal no quiere decir que es una mala persona o no se merece tu atención. Es prácticamente imposible predecir qué va a comprar un cliente sólo por cómo se viste o luce.

5. Para atender bien un negocio, no persigas a los clientes

Esta es una de las claves para atender un negocio; debes dejar que ellos puedan ver bien al sitio donde han ingresado, sin querer “venderles” todo tipo de artículos. Ese espacio personal para echar un vistazo a lo que está expuesto es importante. Un simple “estoy a su disposición para lo que necesite” o “¿puedo ayudarle?” bastará. No intentes seguirlo por todos los pasillos y escaparates.

6. Escucha a los clientes

No los interrumpas cuando hablen, no quieras venderles sin saber qué es lo que buscan o necesitan. Este es un gran error que cometen muchos vendedores. Pregunta qué es lo que desean y escucha atentamente, cuando termine de hablar, recién allí puedes intervenir. Recuerda, cuando el cliente está hablando, el cliente está hablando.

7. Adáptate al ritmo del cliente

El último de los consejos para atender un negocio es poder acomodarse a los movimientos de los que ingresan en la tienda. Piensa que estás bailando con ellos. Si su ritmo es relajado, muévete despacio. Si su tono es movido, acelera también. Un buen vendedor es el que sabe bailar al son de la música del cliente, no lo olvides.

¿Qué te han parecido estos consejos?. ¿Crees que podrás ponerlos en práctica para atender un negocio de manera más eficaz?. Como resultado, venderás más y tus clientes estarán satisfechos al 100%.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para Atender un Negocio, te sugerimos que visites nuestra sección Oficinas y locales comerciales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social