Reducir los costos de calefacción

Consejos para mejorar la calefacción

El invierno y la estación fría conllevan, a menudo, gastos de calefacción que parecieran ir constantemente en aumento. Pero hay algunos trucos sencillos que podemos poner en práctica para minimizar este gasto y, a la vez, mantener nuestro hogar bien cálido y agradable para toda la familia y los invitados.

El primer gran truco no es calefaccionar, sino saber mantener la calefacción en los ambientes. Procura que cada estancia del hogar tenga buen cierre, incluyendo tratamientos en marcos de ventanas y puertas. Los burletes de espuma de goma autoadhesivos son ideales para esta tarea. También puedes hacer pequeñas fundas con arena o con retazos de telas para colocar frente a la puerta o en las correderas de las ventanas, evitando que el aire caliente se escape por allí.

El calor, es decir: el aire caliente, tiende a subir. Aprovecha los ventiladores de techo o de pie para remover el aire, haciendo que el frío se desplace hacia arriba y, con ello, forzando al aire caliente a acomodarse en toda la habitación. Coloca tapices y alfombras decorativas para minimizar la emisión de frío de las estructuras.

Finalmente, no menosprecies las técnicas añosas que empleaban nuestras abuelas. El calor de fuego (ya sea en chimeneas, económicas –o cocinas de hierro- o salamandras) es una gran técnica que, además de ser efectiva, es muy económica. Recuerda que los ladrillos refractarios y las estructuras de hierro condensan el calor, aprovechándolo al máximo. Utiliza estos elementos cuando puedas, para minimizar el gasto de calefacción a gas o eléctrico, que poseen mucho mayor consumo monetario.

Abrígate para no usar tanta calefacción

También nuestra propia temperatura hace la diferencia. Si te abrigas mal o si no realizas actividad física, sentirás más frío en las habitaciones, llevándote a aumentar la calefacción. Para mantener la calefacción en su nivel óptimo, aprovecha para realizar tareas domésticas o algún tipo de actividad física (sí, ¡bailar dando saltos también ayuda!) y abrígate con ropa de lana para minimizar tu sensación de frío, y así gastar menos en calefacción. Recuerda colocarte medias o calcetines gruesos, y también gorras y sombreros incluso dentro del hogar.

La decoración y el clima

La decoración juega un papel importante en la percepción de temperatura. Los ambientes decorados con estilos fríos y sobrios nos dan la sensación de más frialdad. Aprovecha para colocar objetos decorativos naturales (como ramas, flores secas, maderas, fibras y telas naturales) y utiliza colores cálidos para aumentar la sensación de calor en las estancias de tu hogar. Aquí puedes incluir luminarias de bajo consumo de luz cálida, pinturas en amarillo, ocre, café, naranja y rojo en paredes y techos, alfombras, moquetas y tapices decorativos gruesos en fibras naturales y mucho más.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para aprovechar el calor al máximo y reducir el gasto en calefacción, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social