Pequeños cambios para ahorrar todos los días

Tips para ahorrar todos los días

Las abuelas tenían muy en claro una noción de vida: para ahorrar, lo primero es dejar de gastar. Y es hoy más cierto que nunca, con nuestro estilo de vida actual que tiende al consumo como medio hacia la felicidad, mayor tecnología y un sistema de comunicación que nos hace desear –y comprar– cada día más cosas.

Por fortuna, hay pequeños cambios que se pueden hacer para disminuir los gastos en ciertos aspectos, permitiendo el ahorro y la mejor distribución de nuestro dinero, para darnos pequeños lujos, gustos que nos acercan al bienestar y a la tranquilidad financiera.

Ahorrando electricidad

Fórmate el hábito de apagar las luces. Cuando salgas de una habitación, apaga la luz, pues este es uno de los mayores gastos en los servicios del hogar. Reemplaza los bombillos comunes por otros de bajo consumo, y mantén desconectados los televisores, electrodomésticos y artefactos que estén fuera de uso.

Configura tus monitores y pantallas para adecuarse a la iluminación del ambiente, y para que entren en modo de ahorro de energía pasados los dos minutos de inactividad.

Ahorro en gas

Prepara las ventanas y puertas para evitar la salida de la temperatura, colocando postigos, burletes y cortinas, y así podrás evitar el malgasto de gas en la calefacción. Cuando estés en casa, procura abrigarte con prendas de lana o tela polar, livianas y cómodas, para no necesitar elevar tanto la temperatura de casa.

Cocina ordenadamente, preparando todos los ingredientes antes de encender el horno o los quemadores, y programa tu calefón o calentador de agua para que no funcione de modo permanente. En lo posible, reemplázalo por un calefón instantáneo, que sólo se mantiene en piloto y se activa al abrir el paso del agua caliente.

Ahorrando agua

Este es uno de los ahorros más simples del hogar. Cierra la llave de paso cuando no necesites su funcionamiento, como mientras te peinas o cepillas los dientes. Lava los trastos en sólo una tanda, colocándolos dentro de la batea para que vayan mojándose con el agua con la que los vas limpiando.

Riega por la noche, evitando así la evaporación, y no inundes las zonas: un poco de agua cada día es más eficiente y consume menos que un gran riego por semana, además de ser más beneficial para tus plantas. Si vas a lavar el auto, bicicletas o elementos, hazlo usando agua de baldes y trapos, en lugar de tener el grifo abierto por largos períodos.

Ahorro en el uso de electrodomésticos

Haz un uso eficiente de tus electros de cocina y del hogar. Por ejemplo, mantener la heladera sin bloques de hielo y siempre ordenada te permitirá tenerla a una temperatura menos rigurosa, pues el frío se distribuye mejor y los alimentos se conservarán en perfecto estado, no necesitando comprar más por haberse echado a perder.
Usa los artefactos eléctricos sólo cuando sea indispensable: si lo que buscas es achicar el monto de tus facturas, bate, corta, pela y mezcla a mano, usando utensilios, en lugar de ir a por la practicidad de los electrodomésticos.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para ahorrar gas, electricidad y agua todos los días, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social