Consejos para ahorrar en útiles escolares al comenzar el año

En esta nota veremos pequeños ahorros que podemos hacer en el regreso a clases

Cómo ahorrar en el regreso a clases

Tips para ahorrar en útiles escolares

No hay límites en lo que se trata de economizar y de ahorrar en el hogar. Es una actividad que afrontamos desde todos los planos posibles, en pequeñas cuotas y logros que, al final del camino, serán enormes beneficios para toda la familia.

Para este cometido, recuerda no dejar las compras escolares para último momento. A lo largo de las vacaciones hay numerosos elementos escolares en rebajas, debido a su ínfimo volumen de ventas.

Consejos para ahorrar en útiles escolares al comenzar el año
Recuerda no dejar las compras escolares para último momento

"Recuerda analizar las tiendas de libros usados, de segunda mano y las bibliotecas públicas para ahorrar en útiles escolares."

Las hojas de repuestos, el cuaderno de comunicaciones, las hojas para la clase de artes son constantes anuales. Adquiere esos elementos cuando los encuentres en oferta, sin preocuparte por si se los piden o no ese año: seguramente el próximo también los utilizarán, y son elementos que puedes guardar y tener a mano durante mucho tiempo.

Ahorrar en libros y otros elementos escolares

Los libros de texto, manuales y libros de novelas de lectura obligatoria suelen repetirse año a año. En lugar de comprarlos nuevos, pídelos prestados a los padres de los niños que van un año más delante de tu hijo. Seguramente encontrarás libros en muy buenas condiciones para que hijo use en su aprendizaje.

"Recuerda analizar las tiendas de libros usados, de segunda mano y las bibliotecas públicas para ahorrar en útiles escolares."

También recuerda analizar las tiendas de libros usados, de segunda mano y las bibliotecas públicas. Allí podrás adquirir libros a precios más que económicos, e incluso rentarlos por el año haciéndole un bien a la biblioteca pública de tu ciudad.

Muchos elementos del año anterior seguirán en buen estado, como las reglas, pinceles, tijeras y también mochilas y bolsos. Seguramente que los niños prefieren estos elementos nuevos con sus personales favoritos. Pues si la economía es una prioridad, haz los cambios necesarios a sus mochilas, intercámbialas entre uno y otro de tus hijos, píntales a sus personajes, pero reutilízalas… y harás un ahorro enorme.

Ahorro en el comienzo a clases

Finalmente, recuerda que luego de haber realizado estos ahorros en los materiales escolares, es hora de economizar en los demás aspectos: reutiliza la ropa deportiva que aún le sirva a tu hijo, o pásala de tu hijo mayor al menor; limpia y reaprovecha el guardapolvos y el pintorcito para la clase de arte, y también recuerda que el transporte compartido con otros padres y niños es una manera de ahorrar a lo largo del año.

"Recuerda que el transporte compartido con otros padres y niños es una manera de ahorrar a lo largo del año."